El padre de un concejal del PP y otros 10 indultados por Semana Santa

Como viene siendo tradición, el Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, aprobaba el pasado viernes la concesión de once indultos —de ocho hombres y tres mujeres— con motivo de la Semana Santa.

Cada año, las cofradías y hermandades solicitan este gesto de gracia para los reclusos de su provincia que cumplen los requisitos de cualquier indulto ordinario, quedando excluidos los condenados por violencia de género y por delitos de sangre.

PENAS POR FILTRACIÓN, TRÁFICO DE DROGAS O ROBO

De los indultos, seis han ido a parar a condenados por delitos contra la salud pública, dos por robo con violencia, uno por atentado a la autoridad, otro por tráfico de drogas y otro por revelación de secretos, según avanzaba el blog El BOE nuestro de cada día.

Llama la atención el hecho de que el acusado por revelación de secretos sea el padre de un concejal del PP en el Ayuntamiento de Valladolid, Francisco José García Padilla, que fue condenado a tres años y medio por el Tribunal Supremo por filtrar información de la Seguridad Social a determinadas empresas.

En concreto, una sentencia del pasado junio le condenaba por facilitar miles de datos personales de los archivos de la Seguridad Social, donde trabajaba como funcionario, a agentes de la Guardia Civil y Policía Nacional y al jefe de seguridad de El Corte Inglés, “con los que tenía relación personal”.

Su perdón fue solicitado por la Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de la Piedad de Valladolid, casualmente la misma que en 2014 logró el perdón de un banquero que robó 30.000 euros a un cliente, tal y como relataba El BOE nuestro de cada día.

«UN DISPARATE POLÍTICO Y JURÍDICO»

La costumbre, que se remonta a la época del Antiguo Régimen en el siglo XVIII, también tiene sus detractores. Europa Laica critica su carácter anacrónico y denuncia que «todos los Gobiernos de la democracia» sigan llevándola a cabo «sin tener en cuenta la vulneración de principios constitucionales».

Para la organización, los once indultos concedidos mediante Reales Decretos por el Consejo de Ministros son «un disparate político y jurídico que no respeta la neutralidad del Estado en materia religiosa».

Por otra parte, este perdón no resulta igualitario, defienden desde el Observatorio de la Laicidad: «La medida privilegia a los devotos y a las entidades de la doctrina católica, que con ello gozan de unos derechos diferentes al resto de la ciudadanía».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...