El obispo pide que se marque la ‘x’ de la Iglesia

COMENTARIO: No recogeríamos esta noticia si no fuese por las falsedades en que incurre el obispo de Córdoba en sus declaraciones. Es normal que él pida que se marquen las casillas de la declaración de la renta, viven de eso. Pero no se puede decir que eso no le cuesta nada al Estado porque lo pagan sus fieles: falso pues el 0,7 que se detrae no lo paga el contribuyente que marca la casilla, sino que se reduce de su aportación al Estado, en consecuencia lo pagamos todos. Como todos pagamos con más de 3.000 millones de euros anuales las obras de caridad de la iglesia: es pues una institución subvencionada por toda la ciudadanía. Y por último no sabemos de dónde saca que el 92 % de los españoles son católicos, pues los estudios sóciológicos los sitúan entre el 75 % de la población, y los que marcan la casilla de la iglesia (que no les cuesta nada) son llegan ni al 35 %. Señor obispo está usted en su derecho a pedir que marquen su casilla, como nosotros a que no se marque ninguna, pero hay que ser más honrados.


El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, recordó ayer, tras pedir a los contribuyentes que, en su declaración de la renta, marquen la X en la casilla de la Iglesia, que “cuando alguien está en apuro, para cubrir sus necesidades básicas no acude a los partidos políticos, ni a los sindicatos, ni siquiera a las entidades públicas, donde se cobran los impuestos de todos”, sino que “la gente acude a la Iglesia Católica”. Así lo dice en su carta semanal, en la que destaca que la Iglesia “ha sido pionera en hacer el bien a lo largo de la historia, con escuelas, hospitales y obras de caridad de todo tipo. Pero, además de su glorioso pasado, la Iglesia hoy es la principal bienhechora de la sociedad”.

De este modo, “cuando alguien no tiene para comer hoy acude a la Iglesia, y la Iglesia Católica ofrece a todos, sin que tengan que mostrar ningún carné, la ayuda que está a su alcance. Es impresionante la labor de caridad que la Iglesia está realizando en este momento, atendiendo primeras necesidades de millones de personas en toda España, que sufren las carencias producidas por la crisis económica”. “Los enemigos de la Iglesia –prosigue la carta– salen en estos días a decir mentiras sobre esta realidad tan evidente, con intención de contaminar la opinión pública, pero no lo consiguen”, porque la gente sabe que cuando acude a la Iglesia Católica “encuentra siempre acogida y ayuda hasta donde la Iglesia puede dar”, en testimonio “del mandamiento del amor” de Cristo.

La Iglesia Católica, a la que, según ha recordado el obispo, “pertenece el 92% de la población española, no recibe ninguna partida presupuestaria del Estado y lo que recibe por el cauce de la X proviene directamente de los contribuyentes que así lo manifiestan libremente, y que cada vez son más”. Por tanto, “no es un parásito”, “no vive a costa del Estado, sino sostenida por sus fieles” y “hace un gran bien a la sociedad de nuestro tiempo”.

El obispo, Demetrio Fernández, ayer, con los representantes de los medios de comunicación. SÁNCHEZ MORENO

Archivos de imagen relacionados

  • obispo cordoba prensa
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...