Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El nuncio dice a Jáuregui que el Papa pedirá “sobriedad y solidaridad” al hablar en la JMJ (CAT?LICA)

Monseñor Fratini afirma que hay que «distinguir siempre lo bueno de lo malo». Recuerda que Benedicto XVI ya denunció el «laicismo agresivo» en su anterior viaje. Jáuregui pidió el viernes al Papa que no criticara a Espa

El nuncio de Su Santidad en España, monseñor Renzo Fratini, respondió ayer a la advertencia lanzada el miércoles por el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, de que el Papa no debía hablar sobre España en su próxima visita a nuestro país con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud. Fratini recurrió al mismo medio empleado por Jáuregui, una entrevista en Europa Press, para afirmar que Benedicto XVI, el Santo Padre, subrayará durante su visita “el aspecto moral de la crisis”, así como “la importancia de la sobriedad y la solidaridad”.

Frente a la advertencia de Jáuregui de que las leyes en España las hace el Parlamento y no la Iglesia, el nuncio recordó la mención hecha por el Papa en su última visita a España sobre el “laicismo agresivo” de la época republicana, y afirmó que “hay que continuar defendiendo la fe”, porque España es un país con “una gran riqueza espiritual y una historia de gran valor”. Para Fratini, el propio lema de la JMJ, “Arraigados y Edificados en Cristo. Firmes en la fe”, es una invitación a descubrir “las raíces cristianas de España”.

Leyes y juventud

Sin aludir directamente a la lección de derecho constitucional que Jáuregui pretendió dar al Papa, el nuncio se refirió a las leyes aprobadas por el Gobierno español, asegurando que “lo peor” de algunas de ellas es “su efecto pedagógico” y que “crean poco a poco una nueva mentalidad de los jóvenes”. Monseñor Fratini invitó al legislador a preguntarse “cuántas personas son las que disfrutan de una ley y cuántas la piden”. Precisó que, con su crítica a estas leyes, la Iglesia pretende “ayudar y no condenar, y distinguir siempre lo bueno de lo malo”.

Refiriéndose en concreto a la situación eclesial española, el nuncio destacó “la unidad de sus obispos”. Sobre las relaciones entre Iglesia y Estado con ocasión de la JMJ, dijo que “la colaboración es muy buena”, lo cual no supone novedad, ya que “hubo siempre una buena colaboración, que está continuando. Hay diferentes visiones y partidos pero, en conjunto, tenemos relaciones cordiales”. Fratini señaló que “las protestas de los jóvenes” manifiestan una búsqueda de “autenticidad y certidumbre”.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Moras como Dios manda

Hay una reislamización en la cuestión de los derechos de las mujeres que está contando con el beneplácito,…
Total
0
Share