El museo bolzano despide a su directora por exponer una rana crucificada

Corinne Diserens fue despedida por exponer esta obra del artista alemán Martin Kippenberger en Italia. El Papa escribió una carta de queja. Los dueños alegan que el despido se debe a la mala gestión económica

La directora del Museo de Arte Moderno Bolzano (norte de Italia), Corinne Diserens, que el pasado mes de mayo mostró en una exposición una rana crucificada con la lengua fuera, fue destituida el martes de su cargo, según un comunicado de la dirección del museo.

La rana verde era obra del fallecido artista alemán Martin Kippenberger, quien con la misma pretendía, según los conservadores de Bolzano, expresar un momento personal de profunda crisis. Estaba clavada en una cruz de madera con una jarra en un anca y un huevo en el otro y fue objeto de fuertes críticas de las autoridades religiosas, incluido el papa Benedicto XVI, y algunas políticas, que pidieron igualmente su retirada.

Carta del Papa

El Papa escribió una carta al presidente de la región de Trentio-Alto Adige, Franz Pahl, en la que dijo que la obra "ha herido el sentimiento religioso de muchas personas que en la cruz ven un símbolo del amor de Dios y de nuestra salvación, que merece reconocimiento y devoción religiosa".

El despido de Corinne Diserens por parte de la Fundación del Museo viene motivado por "la difícil situación económica por los fuertes gastos realizados (por Diserens) sin justificación en los órganos colegiados", según el comunicado. La destitución se produce un día después de la renovación del Gobierno de la provincia del Alto Adige, cuya capital es Bolzano.

Los abogados de la directora, de viaje en China, aseguran que su expulsión se debe a la rana crucificada y a una bandera con la esvástica que también expuso en la muestra Sonic Youth, informan medios locales. Para los letrados de la polémica directora, "el arte es también un poco de provocación"

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...