Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

“El Micalet és nostre”: Valencia Laica protesta contra las inmatriculaciones de la Iglesia

La entidad pide al Ayuntamiento y a la Generalitat Valenciana que se impliquen en recuperar una torre que es “un símbolo para la ciudad”.

Decenas de personas convocadas por València Laica han protestado este martes a los pies de la torre del Micalet para reclamar que las instituciones públicas valencianas recuperen uno de los vestigios patrimoniales más conocidos de la ciudad, inmatriculado por la Iglesia Católica aprovechando la oportunidad que brindó una ley promovida en su día por el expresidente popular José María Aznar. Al grito de “Recuperem el Micalet”, los concentrados han criticado la inmatriculación de la torre, así como el millar de bienes registrados por la Iglesia en territorio valenciano.

Raquel Ortiz, coordinadora de Valencia Laica, ha declarado a elDiario.es que que la torre del Micalet,”al haber tenido un origen civil en su construcción y financiada con dinero público, pensamos que se puede revertir pero pedimos al Ayuntamiento de Valencia y a la Conselleria de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática que se impliquen en ello, porque además es un símbolo para la ciudad”. “Pienso que por la fecha de inmatriculación del Micalet, que es del 2014 no de 1960, se ve que sabían que esto se iba a acabar y se lo inmatriculan”, agrega.

“El Micalet és nostre”, concentració contra les immatriculacions de l’Església Catòlica convocada per València Laica pic.twitter.com/p68gwwDO1F— Lucas Marco (@lucas_marco) 22 de junio de 2021

Ortiz pidió el registro del Micalet y descubrió que estaba inmatriculado el 2 de julio del 2014. La jerarquía católica inscribió “la torre campanario, denominada Miguelete”, un edificio que tradicionalmente ha unido su uso religioso y civil. El histórico campanario construido a finales del siglo XIV sirvió de torre vigía, de advertencia ante la llegada de barcos a la ciudad, para marcar el toque de queda a los habitantes de murallas hacia dentro y de alerta antiaérea durante la Guerra Civil.

“Nos quedamos muy decepcionados cuando nos dijeron los técnicos del Ayuntamiento que estaba todo bien, estará todo bien si se acepta esa ley”, critica la portavoz de Valencia Laica. “No entiendo cómo aquí, habiendo un gobierno tripartito progresista, no hacen lo que han hecho en Navarra o en el País Vasco, que ahí el PNV lo tiene claro, y eso que son de origen cristiano”.

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share