Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El mapa de España del ateísmo

Puede que sea pura casualidad, pero lo cierto es que las Cataluña y el País Vasco son, al mismo tiempo, las comunidades autónomas en las que más gente se declara ateos o agnósticos y las que “caen” peor al resto de los españoles, según el mismo estudio realizado por el Centre d’Estudis d’Opinió (CEO) de la Generalitar de Catalunya y que está resultando ser una auténtica mina.

El mapa que ilustra este post ha sido realizado por el analista político Sergi Castañé y establece una nueva división entre las dos Españas: la creyente y la descreída. En este caso, el noreste de la Península (y Canarias) cree menos en Dios y otros personajes de ficción, en tanto al sur del Ebro sigue siendo la “reserva espiritual de Europa” con la que Franco se ganó un sillón a la diestra de Dios.

El 42% de los catalanes se consideran ateos/agnósticos, en tanto Asturias registra el menor porcentaje de agnósticos, apenas un 7,8% de los encuestados por CEO.

El “cisma” entre ateos y creyentes es abismal en la cornisa cantábrica, donde conviven la muy pía Asturias con la descreída Cantabria, donde más de un tercio de los encuestados se declara agnóstico. En el vecino País Vasco, este porcentaje aumenta hasta casi el 40% e incluso en la tradicionalmente católica Navarra un 28% de la población ha apostatado.

Los porcentajes más bajos de ateísmo y herejía se dan en Asturias, Castilla La Mancha (11,2%) y Castilla y León (17,5%).

¿Dónde diablos están los creyentes?

El mapa del estudio de la Generalitat es complementario, pero también algo contradictorio, con el resultante del barómetro del CIS de 2018 y del que dimos cuenta en su día. Según aquella encuesta, Navarra era –de lejos y contra todo pronóstico-, la región menos católica, con apenas un 38% de creyentes, seguida por Cataluña, con un 46%.

También según el CIS, Murcia era la región más creyente, con casi un 85% de los cuestionados (y eso, sin contar con los musulmanes, que son legión allí), algo aritméticamente imposible, teniendo en cuenta que el 22% se declaran ateos o agnósticos en la encuesta de CEO. Diferentes preguntas y distintas metodologías tienen la culpa de este sindiós demoscópico.


Datos del CIS

Strambotic

¿Cuál dirías que es la región más católica de España? ¿Andalucía y su inagotable despliegue de vírgenes? Frío, frío. ¿Navarra, piadosa y baturra? Gélido: Navarra es la comunidad autónoma más descreída, con poco más de un tercio de creyentes católicos. No, la región más católica de España (lo de “practicante” es otro cantar, como veremos) es Murcia, donde un portentoso 85% se considera católico, según el último barómetro del CIS. Más increíble aún, ni un solo murciano (estadísticamente, al menos) se considera “ateo”, y un 12,9% dice ser “no creyente”.

Los murcianos siguen fieles a la fe, al contrario del resto de los españoles, que año tras año van perdiendo la fe: si hace 20 años, el 85% de los españoles se declaraba católico, hoy este porcentaje ha bajado casi 20 puntos, hasta el 66%.

Evolución del número de católicos y no creyentes en España. Fuente: Wikipedia.

Sin embargo, el índice para Murcia permanece inamovible en ese 85% que una vez ostentó España. Entre 2012 y 2018, España se volvió cada vez más atea o, al menos, “no creyente”. Si comparamos el mapa de 2018 con este otro de 2012, vemos que Cataluña ha perdido casi un 15% de los creyentes, Baleares un porcentaje similar y Navarra se ha dejado por el camino un inaudito 27% de católicos, convirtiéndose en la comunidad más laica del Estado español.

Católicos por CCAA en 2012. Fuente: Wikipedia.

A contrapelo de esta tendencia histórica, el País Vasco aumenta en 6 puntos el porcentaje de católicos, que también aumenta levemente en Castilla y León, Extremadura y Galicia.

Pero una cosa es sentirse católico y otra muy distinta ir a misa. No hay más que dar una vuelta por la iglesia para ver que solo un puñado de abuelas van a misa y que no queda mucho para que los templos católicos acaben reconvertidos en museos, discotecas o mezquitas, como está pasando en otros países de Europa. El 57,7% de los encuestados del ICS van “casi nunca” a un acto religioso, generalmente la boda de un pariente o la misa de Difuntos.

Católico, apostólico… y de derechas

La encuesta del CIS también pone en negro sobre blanco lo que ya intuíamos: ser católico y de derechas en España es todo unoEl 92% de los votantes del PP se consideran católicos frente a solo el 30% de quienes votan a Podemos, en una gradación casi perfecta del arco político de la derecha a la izquierda, tal y como muestra este gráfico de @joethebrew.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Datos sobre creencias o convicciones en España. 2020

Serie estadística basada en los Barómetros del CIS, correspondientes a la pregunta sobre definiciones en materia religiosa y…
Total
0
Share