El laico y el cardenal

Zapatero habló de la necesidad de consolidar la separación Iglesia-Estado, «aunque esa separación no debe significar hostilidad». También dijo que era un claro defendor de un Estado laico

En contra del criterio de muchos dirigentes de su partido, José Luis Rodríguez Zapatero ha reaparecido este jueves en la escena pública para participar en un debate con monseñor Antono Cañizares, sobre el humanismo del siglo XXI, organizado por la Universidad Católica de Ávila.

El debate entre el laico radical y el cardenal ha sido de guarnte blanco, no así la actitud del público con el ex presidente del Gobierno, que fue abucheado nada más entra en la sala, a su llegada y a su salida, y cuando finalizaba algunas de sus intervenciones.

Es más, el cardenal Cañizares tuvo que exigir al inicio silencio y respeto a los cerca de los 2.000 asistentes al acto, aunque tampoco le hicieron demasiado caso. Otros dirigentes socialistas que también acudieron al acto sufrieron los mismos abucheos a la salida y a la entrada, entre otros, el ex presidente de la Generalitat, José Montilla.

Haciendo gala de su talante conciliador, Zapatero ha asegurado que el debate es un acto valiente por parte de la Universidad y que entiende "algunas incompresiones". "Ya ven que mantengo mi espíritu optimista", ha dicho en tono irónico.

En cuanto al debate, el cardenal y el ex presidente defendieron sus posiciones de forma nítida, pero sin instigar a la parte contraria.

Así, Zapatero habló de la necesidad de consolidar la separación Iglesia-Estado, "aunque esa separación no debe significar hostilidad". También dijo que era un claro defendor de un Estado laico, "porque esa visión laica de respeto a la diversidad y no confesionalidad del Esatdo es lo más razonable, porque así se respeta la creencia de cada uno y se respeta mejor la libertad de la religión".

Zapatero, además, ha hablado de democracia, de principios y valores y, sin entrar en temas de actualidad, ha abogado por una "Europa unida, fuerte, más en lo económico y, cuando se supere esta crisis, que se superará, habrá que buscar también más unión política y más unión social".

Crisis de valores

El cardenal Cañizares denunció que la crisis económica entraña una crisis de valores, "la raíz de esta crisis es que se ha olvidado del hombre, del bien, de la verdad, de tantos otros aspectos que constityen las bases de toda la economía que siempre debe estar al servicio del hombre, de la familia".

Para el cardenal, "el futuro no va a ser sólo economía. Los padres de Europa no querían una Europa de los mercaderes, de relaciones económicas, los padres de Europa tenían la idea, después de las segunda guerra mundial, de salvar esa Europa por sus raíces cristianas. Eso estaba en la base y se ha olvidado".

Ambos mostraron también su preocupación por la situación de la juventud, la enorme tasa de paro que sufre, y también coincidieron en abogar por el diálogo como arma fundamental para solucionar la crisis. Así, el ex presidente, terminó pidiendo más diálogo en Europa, y más diálogo en España.

El encuentro ha durado algo más de una hora. Al finalizar, Zapatero ha estrechado la mano del cardenal y le ha agradecido "el respeto mostrado".

Ausencias del PSOE

Tal y como publicaba EL MUNDO el pasado martes, la decisión de Zapatero de participar en el debate ha provocado estupor en el seno del PSOE. Ningún dirigente cercano a Rubalcaba ha asistido al acto, ya que los socialistas no olvidan que el cardenal impulsó duras críticas contra el anterior Gobierno y que la jerarquía de la Iglesia Católica salió a la calle en numerosas ocasiones contra el propio Zapatero.

Por ello, hasta los colaboradores que formaron parte del núcleo duro del ex presidente no han escondido su profundo malestar por la decisión de abandonar su retiro para participar en este foro.

Entre los asistentes había varios ex ministros de su gabinete, como Ángel Gabilondo, Miguel Sebastián y Beatriz Corredor. Además, el ex presidente del Congreso José Bono y el ex presidente de la Generalitat y ex ministro de Industria, José Montilla.

También han acudido el portavoz del PSOE en el Senado, Marcelino Iglesias, y el secretario general de los socialistas de Castilla-La Mancha y alcalde de Toledo, Emiliano García Page, y el portavoz adjunto del PSOE en el Senado, Antonio Gutiérrez Limones.

Entre el público había representantes del PP como el vicepresidente primero del Senado, Juan José Lucas, el ex ministro abulense Ángel Acebes y el secretario general del grupo parlamentario popular en la Cámara Alta y presidente del PP de Ávila, Antolín Sanz.

El expresidente del Gobierno Rodríguez Zapatero junto al cardenal Antonio Cañizares, en el debate. EFE

Archivos de imagen relacionados

  • Zapatero_Canizares debate 2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...