El laicismo

El 9 de diciembre se celebra el Día Internacional del Laicismo y de la Libertad de Conciencia.  Se escogió esta fecha para conmemorar que en 1905,en ese mismo día, se votó la Ley francesa de separación del Estado de las religiones. Casualmente la fecha coincide con la aprobación de la Constitución de la II República española, la 1ª con un nítido carácter laicista a nivel mundial.

Según el Manifiesto de Europa Laica el laicismo propugna “la neutralidad de los poderes públicos en todos los ámbitos sociales: educativo, económico, político, cultural, religioso, simbólico y donde los problemas sociales no se aborden con la beneficencia y la caridad”.

Se trata, pues, de avanzar progresivamente hacia un marco de convivencia con derechos y deberes iguales para toda la ciudadanía, algo solo posible en un Estado Laico donde ninguna organización, pública o privada, sea excluida o privilegiada con respecto al resto. Un estado solo es realmente democrático cuando de verdad es laico.

Cierto que la sociedad española ha experimentado en las últimas décadas un acelerado proceso de secularización, pero los avances han sido muy desiguales debido a que estos cambios no se han reflejado debidamente en las Instituciones, no así en gran parte de la sociedad civil netamente más avanzada y más despegada de ideas totalitarias.

Aquí en Sagunto tenemos la suerte de que nuestro Ayuntamiento haya decidido integrarse en la Red de Ayuntamientos Laicos, lo cual nos coloca en un lugar avanzado socialmente con respecto al resto del país en que vivimos, pero no hay que tirar las campanas al vuelo, porque ahora falta que nuestros munícipes aprendan a ser coherentes y dejen de ofrecernosespectáculos tan bochornosos como tener que ver a nuestro alcalde, el de todos, o concejales (que también lo son de todos) presidiendo procesiones en el papel de “autoridades”.

Sabemos que cambiar cuesta, que ser coherentes supone esfuerzos a los que no estamos acostumbrados, que debemos dejar atrás siglos de viciada educación, que las cosas no se cambian en un día y que, producto de la costumbre y malos vicios, en este país hemos convivido o llevamos en la mochila muchas aberraciones.

No va a ser fácil deshacernos de los malos hábitosadquiridos a través de siglos. Sabemos que hay que avanzar poco a poco, pero que se puede y hay que hacerlo: pensemos que ya no se tiran cabras de los campanarios y sin embargo el santo correspondiente no se ha quejado…  todos conocemos más ejemplos.

El lunes 12 Valencia Laica y Awall han convocado,entre otros, un acto a las 20:30 en la Lonja de Valencia. Se trata de unos actos por la libertad de conciencia y en memoria de Cayetano Ripoll, un maestro de escuela de Ruzafa que tuvo “el honor” en 1826 de ser la última víctima mundial de la “Santa” Inquisición.

MIGUEL ALVAREZ miembro de Morvedre Laic

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...