El juez del «caso sor María» pide a la policía que localice a testigos

El juez Adolfo Carretero, que investiga el 'caso sor María', por el presunto robo, en 1982 de una niña en la clínica Santa Cristina de Madrid, ha pedido a la policía judicial que de forma "urgente" localice a personal que trabajaba en ese centro sanitario para tomarles declaración como testigos. En concreto, el titular del juzgado número 47 de Madrid, quiere interrogar al director de la clínica en ese momento, José Zamarriego, al jefe de neonatología, Ignacio Villa, a varios pediatras y al responsable de administración del centro. También quiere localizar al juez entonces encargado del registro civil y a la asistente social de la Asociación Española para la Protección de la Adopción (AEPA), María Isabel de la Vega, entre otros trabajadores de esa institución.

El juez ha pedido a la policía que localice a los posibles testigos "con urgencia", ya que su edad es avanzada, y remita al juzgado un informe sobre sus estado físico y mental para poder ser interrogados, según informan fuentes judiciales.

Así lo había pedido el abogado de María Luisa Torres, que acusa a sor María Gómez Valbuena, asistente social en la clínica, de robarle a su hija. La monja, de 87 años, está imputada por un presunto delito de detención ilegal y otro de falsificación documental. Cuando el juez la citó para interrogarla el pasado 12 de abril, la religiosa, perteneciente a la congregación de las Hijas de la Caridad,  se acogió a su derecho a no declarar.

Mientras, continúa pendiente el recurso presentado por el abogado contratado por la monja, José María Calero Martínez, letrado de los padres de la menor asesinada Marta del Castillo, en el que pide el archivo de la causa por prescripción de los posibles delitos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...