Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

[EEUU] El inmenso despilfarro científico con las supersticiones pseudomédicas

Las mal llamadas “medicinas” alternativas deberían ser el recordatorio perfecto de esas épocas no tan lejanas en las que la única forma de “conocimiento” consistió en suponer entidades extra, cuando no supernaturales como explicación a la infinidad de dolencias que han acompañado al ser humanos desde que tiene (poco, por cierto) uso de razón. Pero lo descorazonador es observar que, a día de hoy, en un siglo en donde el conocimiento científico crece casi de manera exponencial y los avances médicos se suceden a ritmo vertiginoso, haya todavía miles de supuestos profesionales dispuestos a perder su tiempo y dilapidar de paso enormes sumas de dinero en intentar (vanamente por cierto) demostrar que los científicos de los últimos dos siglos se han equivocado completamente en favor de místicos y charlatanes iletrados de tiempos más o menos remotos.

Las pseudomedicinas a las que son adeptos cientos de millones de personas tienen un denominador común: que chocan frontalmente con varios (cuando no muchos) de los principios científicos sólidamente establecidos por una legión de las más brillantes mentes que ha dado la Humanidad en los últimos siglos. Así por ejemplo la Homeopatía viola los fundamentos mismos de la Física y la Química. El Reiki, la Medicina Tradicional China y la Ayurveda hindú apelan a energías desconocidas para la Física y las dos últimas además a elementos del cuerpo humano que tras varios siglos de disecciones, experimentos y pruebas con los más variados y potentes aparatos no aparecen por ningún lado en la Fisiología Humana. La Quiropraxia afirma que peleándose manualmente con huesos y cartílagos se pueden curar prácticamente todas las enfermedades conocidas.

Así entonces, se presenta una evidente dicotomía. Primero, las pseudomedicinas son básicamente producto de esa constante y muchas veces exacerbada búsqueda de patrones a la que es casi adicto nuestro cerebro de cazadores-recolectores, mecanismo que tan buenos resultados nos ha dado, aunque por otra parte también nos ha estado mareando durante milenios con todo tipo de supersticiones a cuál más descabellada. O, por el contrario, deberíamos reescribir los libros de texto de Ciencias de prácticamente todas las etapas educativas y modificar todo el actual sistema de obtención del conocimiento para adaptarlo a esas etéreas entidades que serían las responsables de nuestra salud y causantes de las enfermedades.

Llegados a este punto cualquier persona mínimamente racional no tendría duda alguna sobre en qué lado de la balanza se encuentran las pruebas. Sin embargo, algunos científicos parecen no haber entendido los fundamentos del método científico y se empeñan en perseguir la quimera imposible de demostrar que los filósofos de la Edad Media que se inventaron el Qì o el protomédico alemán que se intoxicó con quinina pueden desacreditar el corpus de conocimiento actual.

Así, acudiendo el tan útil motor de búsqueda científica PubMed se puede encontrar la nada despreciable cifra de más de 6.000 artículos que abordan el tema de la homeopatía. Y tal y como muestra la siguiente figura.

el interés por la misma ha ido aumentando en los últimos años. Similares búsquedas de otras pseudomedicinas rinden múltiples artículos “científicos”, tal y como resume la siguiente tabla.

PseudomedicinaNúmero de artículos
Acupuntura38.730
Ayurveda6.809
Homeopatía6.287
Medicina Tradicional China111.464
Naturopatía1.513
Quiropraxia9.080
Reiki3.342
Sanación por fe1.080

¡Si hasta hay más de 1.000 artículos en los que se estudia si la intercesión divina (generalmente el dios judeo-cristiano que ya sabemos que el resto son añagazas del Maligno para confundir la fe de los cristianos) evita que los médicos pierdan su tiempo lidiando con hemorroides y hasta con cánceres terminales!

Y aunque no todos los artículos listados en estas búsquedas prueban o defienden el chamanismo médico, muchos sí lo intentan por lo que aún así tendríamos bastantes miles de científicos (una fracción llamativa pero muy minoritaria, dado el tamaño de un gremio formado por cerca de nueve millones de investigadores a escala mundial) que siguen buscando (con el dinero de los contribuyentes) la inalcanzable piedra filosofal de un pensamiento trasnochado que ha sido perfectamente explicado en las últimas décadas por el eficiente tándem formado por la Psicología y la Neurociencia.

P.D:

Y regalo un video con una profesional de la estafa homeopática:

Total
12
Shares
Artículos relacionados
Total
12
Share