Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El IES San Vicente Ferrer de Valencia: ¿Un centro público ruinoso? · por Pura Aloy Pantín

Descargo de responsabilidad

Esta publicación expresa la posición de su autor o del medio del que la recolectamos, sin que suponga que el Observatorio del Laicismo o Europa Laica compartan lo expresado en la misma. Europa Laica expresa sus posiciones a través de sus:

El Observatorio recoge toda la documentación que detecta relacionada con el laicismo, independientemente de la posición o puntos de vista que refleje. Es parte de nuestra labor observar todos los debates y lo que se defiende por las diferentes partes que intervengan en los mismos.

Todos los ciudadanos tienen derecho a elegir el modelo educativo que prefieran, pero no a que sus “ caprichos” se paguen con fondos públicos. Hay familias que llevan a sus hijos a colegios propios de su lengua materna- inglés, francés, alemán…o a otro tipo de centros por otras razones, y pagan esos tipos de enseñanza. Pero son los colegios católicos, herederos de los antiguos colegios religiosos del franquismo, que sí pagaban su enseñanza, los que defienden a capa y espada que los padres puedan elegir el centro que quieren y y que se tiene que financiar con fondos públicos en forma de conciertos. Generalmente son colegios situados en zonas residenciales y con un alumnado socialmente segregado.

Será difícil encontrar esos centros en la España vaciada o en los barrios marginales de las grandes ciudades.

Un ejemplo práctico de este modelo es la zona escolar de los distritos Russafa y L´Eixample. Hay docenas de centros católicos y asimilados  concertados y un solo centro público de Secundaria: El San Vicente Ferrer, centro emblemático construido en 1968, con graves carencias: contar con un patio escolar insuficiente para el número de alumnos ( por lo que la mayoría de los alumnos se apelotonan en la hora del esparcimiento y recreo),  desprendimientos ocasionales de placas del techo, instalaciones obsoletas, amén de  insuficientes  e inadecuadas que atentan contra la dignidad que exige una enseñanza de calidad.

La rehabilitación del centro se incluyó en el Plan Edificant para el segundo semestre de 2018. 

 A estas alturas de abril de 2023, no sabemos si este “ desgraciado “ instituto de Valencia, el más emblemático junto con el Luis Vives, tendrá futuro y qué futuro:  el Ayuntamiento de Valencia ha rechazado en dos ocasiones las propuestas arquitectónicas de la DGIE (Dirección General de Infraestructuras Educativas) de la Conselleria, que ha presentado  un Proyecto de Reposición de un nuevo centro para sustituir al antiguo, por no reunir los requisitos legales. Estamos a la espera de ver qué ocurre con la tercera propuesta de la Conselleria, cuál será la respuesta del Servicio de Planeamiento del Ayuntamiento de Valencia.

Los ciudadanos que creemos en la enseñanza pública, vamos a seguir luchando para que L´Eixample y Russafa tengan un centro público de secundaria de calidad, uno, al igual que lo tienen los abundantes centros católicos subvencionados , que no responden a la estructura social y confesional de dichos barrios.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

X tanto… no marques casillas · por José A. Naz Valverde

“No se puede amar a la vez a Dios y a las riquezas” Mateo 6.24 Desde finales de…
Total
0
Share