El grupo mixto pide en el Congreso que se revisen los acuerdos con la Santa Sede

Reclaman un nuevo marco de cooperación que se extienda a otras religiones

COMENTARIO: Para el laicismo lo correcto es DEROGAR los Acuerdos y no su revisión. Los acuerdos y convenios internacionales se realizan entre Estados soberanos, no con representantes de una confesión religiosa, sea la católica o cualquier otra. Por otra parte pedir que se extiendan los privilegios ("relaciones de cooperación") a las otras confesiones, además de incumplir la neutralidad del Estado frente a las creencias particulares de la ciudadanía, establece un trato privilegiado entre los que tienen creencias religiosas y los que tienen convicciones personales de otro tipo. Algo que termina conduciendo al multiconfesionalismo, nada que ver con la verdadera laicidad de un Estado que debe respetar la libertad de conciencia de todas las personas, sin privilegiar ninguna de opción y mantenerse neutral ante las mismas.


El grupo mixto en el Congreso ha presentado una Proposición No de Ley, relativa a revisar los acuerdos Estado-Santa Sede, de manera que la actuación de la Iglesia también esté presidida por el respeto a las leyes y reglamentos vigentes. A instancia de Olaia Fernández y Francisco Jorquera, del BNG, el grupo mixto insta al Ejecutivo a que inicie las conversaciones oportunas con los representantes de la Iglesia Católica para "revisar" y "modificar" los acuerdos internacionales suscritos con la Santa Sede en 1976 y 1979.

El citado grupo pide que se modifique para adecuarlos al carácter aconfesional del Estado español, y fijar un nuevo marco de cooperación basado en la subordinación del mismo a los principios y derechos constitucionales. Por último, en la citada Proposición No de Ley solicita extender las relaciones de cooperación por parte del Estado a las demás confesiones religiosas con presencia en el Estado español, en base a los principios de igualdad de trato y no discriminación.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...