El Gobierno de La Rioja destina 469.000 euros a restaurar las iglesias de cuatro municipios

El Gobierno de La Rioja aportará 469.000 euros a la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño para restaurar las iglesias de Viguera, Pedroso, Almarza de Cameros y San Asensio. en las que se va a realizar una inversión total de 620.000 euros.

La consejera de Cultura, Leonor González, ha presentado los convenios para realizar esta aportación junto al ecónomo de la Diócesis, Alberto, y al responsable de Patrimonio, Pablo Díaz.

El primero de los convenios supone una aportación de 105.000 euros a la Diócesis para acometer la reparación de la iglesia Parroquial de Viguera, dentro de un presupuesto de 140.000 euros, para reparar grietas y fisuras en la torre, que corría peligro de caerse.

También se ha aprobado destinar 64.000 euros a las obras de restauración del alero, las bóvedas y la torre de la iglesia parroquial del Salvador de Pedroso, unos trabajos que se realizarán en dos ejercicios y que tienen un presupuesto de 80.000 euros.

Con esta inversión se subsanarán daños en la estructura metálica del templo, declarado Bien de Interés Cultural, así como los agrietamientos de los aleros y las deficiencias en la cubierta de tejas y en los morteros de plementería y paramentos.

Por otro lado, gracias al convenio de colaboración para la rehabilitación de la iglesia parroquial de Almarza de Cameros, el Gobierno regional aportará a la Diócesis la cantidad de 158.600 euros (76.482 euros en 2016 y 82.118 euros en 2017).

Se actuará en las estructuras interiores de madera, así como en las cornisas y las molduras exteriores, con una inversión total de 211.466 euros.

Finalmente, el Gobierno riojano y la Diócesis colaborarán en la restauración de la torre y la cubierta de la iglesia parroquial de la Ascensión de San Asensio; el Ejecutivo regional aportará 142.500 euros (67.500 euros este año y 75.000 euros en 2017), dentro de un presupuesto de 190.000 euros.

En esta actuación se reparará la cubierta noroeste, se hará el cosido y sellado de grietas y fisuras, la consolidación de elementos ornamentales y la reparación de los forjados intermedios de la torre.

La consejera ha subrayado que restaurar el patrimonio es, en realidad, «una apuesta de futuro» porque «supone reconocer el papel que tienen las iglesias en todos los pueblos y contribuir al desarrollo económico de los municipios».

Ha explicado que estos convenios se firman todos los años, después de que la Diócesis establezca que actuaciones son prioritarias en cada ejercicio.

Además, ha recordado, el Ejecutivo riojano convoca subvenciones para los ayuntamientos que acometan restauraciones y también realiza intervenciones directas en el patrimonio; en total, el pasado ejercicio se destinaron a este campo más de 1,9 millones de euros.

Ha recalcado que en La Rioja «hay mucho patrimonio y mucho por hacer, y por eso hay que establecer prioridades».

En este mismo sentido, el ecónomo de la Diócesis ha agradecido los convenios que se firman anualmente con el Gobierno porque «poco a poco avanzamos en la restauración del patrimonio».

Y el responsable de Patrimonio de la iglesia riojana ha explicado La Rioja cuenta con un gran conjunto monumental religioso por diferentes motivos, entre ellos que fue uno de los primeros terrenos de reconquista y que durante siglos muchos municipios tuvieron un alto potencial económico gracias al comercio de la lana.

«Nosotros solos no podemos atenderlo», ha afirmado «pero es nuestra historia y nuestra cultura, se tenga fe o no, y hay que preservarla», ha asegurado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...