El Gobierno cierra el Instituto Próvolo en Argentina hasta conocer la sentencia por abusos a menores

Por resolución de la DGE el instituto donde se dieron los casos de abuso sexual a chicos hipoacúsicos no iniciará las clases. Reubicarán a los alumnos y suspenderán los subsidios públicos.

La Dirección General de Escuelas (DGE) anunció que a partir de hoy se suspenderán las clases en el colegio ubicado en Luján de Cuyo. La resolución se da luego de que se cometieran más de 20 casos de abuso.

Los casos se dieron a conocer en noviembre del año pasado. Por estos hechos están imputados los curas Nicolás Corradi (82) y Horacio Corbacho (56), junto a los administrativos Jorge Bordón (50), Armando Gómez (46) y José Luis Ojeda (41).

Los alumnos de la institución, según informó el organismo estatal, «serán reubicados en escuelas dependientes del gobierno escolar con una inscripción inmediata y con el debido acompañamiento para garantizarles las trayectorias escolares correspondientes».

Además el director de Asuntos Jurídicos de la DGE, Francisco Fernandez y la directora de Educación Privada, Beatriz Della Savia, informaron que el Estado «dejará de realizar el aporte del subsidio que recibía la institución» y «se aportará a la Unidad Fiscal todas las irregularidades técnicas pedagógicas que se detectaron durante el acompañamiento situado que se realizó al instituto para cooperar en la investigación de los hechos».

También se informó que la asociación civil que conducía el Instituto Próvolo no podrá impartir más ningún servicio educativo.

La situación de los imputados

El 5 de enero la Justicia otorgó la prisión domiciliaria a Nicola Corradi (82) dando lugar al pedido de la defensa quien justificó la solicitud basándose en la avanzada edad y el estado de salud del sacerdote. El fiscal Gustavo Stroppiana, que reemplazó al fiscal Sidoti, accedió al pedido.

En tanto el pasado 2 de Febrero la defensa de Bordón, quien se presenta como «monaguillo» del instituto, tambipén solicitó su libertad argumentando que los testimonios de las víctimas «no son claros, tienen contradicciones y las pruebas no son contundentes»

Pero el fiscal desestimó el pedido e insistió en que Bordón siga detenido resaltando que las declaraciones pueden tener leves contradicciones ya que los denunciantes fueron abusados cuando eran más chicos y no dominaban el lenguaje de señas con exactitud en ese momento. Con estos argumentos la jueza Alonso ratificó la prisón para Bordón.

Por otra parte Corbacho, Ojeda y Gómez continúan alojados en la cárcel de Boulogne Sur Mer.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...