Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El escritor malasio Uthaya Sankar se enfrenta a una investigación por blasfemia por una publicación en Facebook

El 11 de abril, el escritor malasio Uthaya Sankar SB fue detenido acusado de insultar al profeta Mahoma en una publicación de Facebook del 6 de abril.

Quedó en libertad bajo fianza al día siguiente, pero sigue bajo investigación en virtud del artículo 298A del Código Penal de Malasia, por causar desarmonía, desunión o sentir de enemistad, odio o mala voluntad, o perjudicar el mantenimiento de la armonía o la unidad, por motivos de religión, y del artículo 233 de la ley de multimedia y comunicaciones, por «uso indebido de las instalaciones en red o del servicio en red».

El caso de Uthaya Sankar SB refleja el continuo uso de leyes represivas para acosar a los ciudadanos, incluidos los acusados de ofender a la población de mayoría musulmana. Activistas y grupos de medios han presionado para que se revisen y deroguen estas leyes.

Uthaya Sankar SB hizo referencia a un hadiz (narración o cita islámica) cuando comentó la publicación de un actor malasio sobre la poligamia. El autor insistió en que era evidente que no pretendía insultar al profeta Mahoma. En una entrevista con Global Voices, Uthaya Sankar SB destacó este punto:

No tengo ni idea de cuál debe haber sido el motivo. Debo decir que es realmente absurdo. Parece que alguien sin conocimientos básicos del islam y del hadiz presentó una denuncia. Y lo que es más gracioso, los policías de Bukit Aman me detuvieron para investigar. Una simple búsqueda en Google de ese hadiz les habría mostrado claramente que yo no ofendí de ninguna manera al Profeta ni al islam.

Ma Thida, presidenta del Comité de Escritores en Prisión de PEN International, emitió una declaración en la que condenaba la detención de Uthaya Sankar SB:

La detención de Uthaya Sankar SB por su publicación en redes sociales muestra los límites de la libertad de expresión en Malasia en cuestiones como la religión. Por muy bienintencionado que sea, el uso de las autoridades de la legislación sobre blasfemia para investigar cualquier supuesta crítica a la religión contribuirá poco a promover el diálogo y el entendimiento mutuo, que son principios centrales para promover la armonía religiosa en cualquier sociedad.

En un artículo de opinión publicado por Free Malaysia Today, Mariam Mokhtar advirtió del efecto amedrentador de perseguir a los escritores: «Criminalizar la libertad de expresión conducirá a un estado en el que el rakyat [pueblo] no podrá expresar una opinión diferente a la que ofrece el Estado».

La Policía declaró a los medios que la investigación aún no ha terminado. El director del Departamento Federal de Investigación de Delitos Comerciales, Datuk Seri Abd Jalil Hasa, aconsejó a los usuarios de redes sociales:

El público también debe ser un usuario inteligente y prudente de redes sociales y no usar la plataforma para provocar la inquietud pública y amenazar la armonía nacional. Se tomarán medidas firmes y sin concesiones contra cualquier persona que amenace intencionadamente el orden y la seguridad públicos.

En diálogo con Global Voices sobre su mensaje a sus colegas escritores y artistas en relación con la defensa de la libertad de expresión, Uthaya Sankar SB animó a los malayos a mantenerse firmes en su compromiso:

Sé valiente. Ten confianza. Si sabes que no has hecho nada malo, mantente firme y no dejes que nadie (las autoridades, la comunidad, etc.) te culpe o te castigue por tu acción. No «luches» solo. Deja que tu lucha se conozca para que otros puedan salir en tu defensa; o al menos, que se solidaricen.

En respuesta a otra pregunta sobre qué puede hacer la comunidad internacional cuando las autoridades intimidan a escritores como él, subrayó la importancia de ser rápidos al extender la solidaridad:

Aunque escribamos o expresemos nuestras ideas/pensamientos en diferentes idiomas y medios (por ejemplo, poesía, arte, cine, dibujo, música, etc.), siempre es bueno mantenerse en contacto. Las redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram, etc.) facilitan la conexión global.

Si nos enteramos de que algún escritor/artista en algún rincón lejano del mundo tiene problemas, deberíamos poder mostrar rápidamente nuestra solidaridad y difundir la noticia a todos los contactos pertinentes a través de las redes sociales o de WhatsApp. En mi caso, me las arreglé para enviar un mensaje por WhatsApp a mis amigos y también para publicarlo en Facebook. Ellos (no todos mis amigos son escritores) hicieron rápidamente lo que había que hacer a continuación. Antes de que me llevaran de Shah Alam, Selangor, a Bukit Aman, Kuala Lumpur, la noticia de mi detención ya se había publicado en Malaysiakini, Focus Malaysia, etc. Así que sabía que no tenía nada de qué preocuparme, además de que no había ofendido en absoluto al Profeta.

Total
44
Shares
Artículos relacionados
Total
44
Share