El clero se sale con la suya y la entidad deja Andalucía. CajaSur, para la vasca BBK

BBK se ha hecho con el control de CajaSur, que fue intervenida por el Banco de España el pasado 22 de mayo tras fracasar su integración con Unicaja, ya que el Banco de España ha decidido adjudicar la caja cordobesa a la entidad presidida por Mario Fernández, según confirmaron fuentes de la entidad vasca.

En la reunión de la pasada noche, que duró algo más de tres horas y en la que tuvo un papel protagonista el plan presentado por BBK, se debía validar la información de los técnicos sobre los proyectos para CajaSur a fin de que luego la Comisión Ejecutiva adopte la decisión definitiva. Los planes de futuro del proyecto y su liquidez, además de que su red de oficinas es complementaria con la de CajaSur, lo que reduce los ajustes de plantillas, fueron esgrimidos en las conversaciones a favor de la idoneidad de la oferta de la caja vasca, que es la que tiene un menor coste para el FROB. La estabilidad en los depósitos de la BBK y su liquidez, como argumentos a favor, se contrapusieron al interés del Banco de España en reducir el número de entidades que operan en una región.

Octava caja de España
La entidad resultante tendrá unos activos de 48.000 millones de euros, lo que la convertirá en la octava caja de España, y llega al nivel de los casi 50.000 millones que el supervisor estableció como adecuado para trabajar en el nuevo escenario macroeconómico.

Pérdidas de CajaSur
Cajasur perdió 596 millones de euros el año pasado y recibió 800 millones del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria como capital para poder seguir funcionando. Por su parte, BBK obtuvo unos beneficios de 288 millones.

Las que se han quedado fuera
En principio, según fuentes financieras, las entidades que aún continuaban en la puja por la caja cordobesa eran, Unicaja, Cajasol, Banco Sabadell y Banca Cívica.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...