Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El cardenal de Madrid duda de la auditoría de la Iglesia por los abusos sexuales: “La respuesta no puede ser solo jurídica”

Carlos Osoro habla sobre el trabajo encargado al bufete Cremades y reconoce las falencias de la Iglesia española sobre el escándalo de la pederastia: “No hemos ido con la rapidez suficiente para la situación que estaban viviendo las víctimas”

“Muchas veces no hemos ido con la rapidez suficiente para dar respuestas adecuadas a la situación que estaban viviendo las víctimas”. El cardenal de Madrid, Carlos Osoro, cree que los denunciantes de abusos sexuales a menores en la Iglesia “son protagonistas, son fundamentales, porque si no solo hablamos de datos fríos”. En una entrevista con Religión Digital después de encontrarse (junto a los cardenales Omella y Argüello) con el Papa Francisco, el vicepresidente de la Conferencia Episcopal muestra, de forma velada, sus dudas acerca de la auditoría encargada por los obispos a Cremades & Calvo-Sotelo, que corre el riesgo de dar “solamente una respuesta jurídica”.

“Debería haber una claridad muy grande, y mucha responsabilidad, porque estamos hablando de cuestiones que afectan profundamente a las personas: al acusado, al que denuncia y a las personas que tienen alrededor. Y debe haber resolución: no vale pararse, hay que tomar soluciones concretas y ayudas concretas para las víctimas”, pide Osoro al bufete, y pone el ejemplo del Proyecto Repara, pionero en la diócesis de Madrid en la atención a las víctimas de este drama.

El propio cardenal, admite, ha podido encontrarse con algunas de ellas. “Sientes un profundo dolor porque se den los abusos en miembros de la Iglesia. Y por otra parte me siento impulsado a dar una respuesta a quienes han sufrido y a quienes han cometido esos abusos, siendo duros y justos, aunque esto muchas veces no sea comprendido, especialmente desde dentro”. 

Nunca he tenido tantos ataques como en Madrid, desde que soy obispo

En cuanto a la reunión que han mantenido con Francisco, Osoro se reconoce optimista. “Se le explicó lo que estamos haciendo. Como son cuestiones nuestras, nos dio vía libre para que actuemos con libertad”. Tras entrevistarse con el pontífice, Osoro despeja dudas sobre la salud del Papa, a quien ha visto “fenomenal y con ganas de trabajar”. “No estamos, ni mucho menos, al final del pontificado”, sostiene el vicepresidente del Episcopado, considerado como uno de los ‘hombres’ de Bergoglio en España y que, por ello, es pasto de las críticas de los sectores ultraconservadores. “Nunca he tenido tantos ataques como en Madrid, desde que soy obispo. El motivo no sé cuál es. Intento ser fiel al Evangelio, intento ser justo. ¿Qué voy a hacer? Tengo que seguir trabajando”, recalca. 

El purpurado, que mantiene una buena relación con las distintas administraciones, niega que en España la Iglesia esté perseguida –“No, ni mucho menos”, afirma– y reclama una Iglesia que forme “parte de la vida y de la sociedad”: “Tiene que saber pasear por esta historia”, remacha. De hecho, Osoro aboga por “una Iglesia que se asome a las realidades que tiene el mundo; la falta de trabajo, las migraciones, los más pobres”, y pone como ejemplo el estudio de Foessa que fue objeto de polémica en Madrid hace unas semanas, y que señalaba –a pesar del criticado desmentido de un consejero de la Comunidad– que los madrileños en situación de exclusión social ya suponen el 22% de la población, cinco puntos más que hace cuatro años.

Frente a la actual polarización política, el arzobispo de Madrid pide “escuchar a los demás, a los que tienen opiniones distintas, porque cuando se escucha hay posibilidad de construir todos juntos”. Para Osoro, “tirarse los trastos no ayuda a construir un pueblo”, que “se construye con el diálogo, la amistad, las opiniones diversas…”. “Necesitamos constructores de paz, de fraternidad, que busquen el bien común para todos”, aclara.

“Hoy vivimos un momento especial: la invasión de Ucrania, la división, la ruptura… No se comprende cómo, en pleno siglo XXI, pueda existir esta guerra, que nos matemos unos a otros”, lamenta Osoro, que además de arzobispo de Madrid es responsable de los católicos de rito oriental en España, entre los que se incluyen las comunidades rusa y ucraniana. En este sentido, reclama la apertura de corredores humanitarios: “Es absolutamente necesario en este momento”.

En el orden interno, Osoro, de quien dependerá, en última instancia, la decisión sobre el futuro de la Abadía del Valle de los Caídos, afirma que “no hay nada nuevo” al respecto y que no ha vuelto a negociar con miembro alguno del Gobierno sobre este tema desde la exhumación de Franco. “Primero hemos de saber qué se va a hacer”, insiste.

Sobre el escándalo de las fundaciones vinculadas a la diócesis, el cardenal apunta que “todo está judicializado y, desde la diócesis y las propias fundaciones civiles, se colabora con la justicia”.

Total
58
Shares
Artículos relacionados
Total
58
Share