El cardenal Amigo lamenta que la fe se asocie con la derecha

El cardenal y arzobispo emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, lamenta que la fe se asocie habitualmente con la derecha política, porque, afirma, la Iglesia católica no es de derechas ni de izquierdas y “no hay ningún partido político que agote el Evangelio”. Carlos Amigo hace estas consideraciones en un libro escrito por el periodista Luis Esteban Larra en el que éste recoge las conversaciones que mantuvo con el cardenal sobre la religión, la política, la ética,el diálogo fe-cultura y el ecumenismo, entre otras cuestiones, y que ha sido presentado esta noche en Madrid por el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono.

“Un fraile vestido de cardenal”
Con el título “Un fraile vestido de cardenal: conversaciones con Carlos Amigo Vallejo”, el libro, publicado por la editorial San Pablo, recoge el diálogo entre el cardenal y el autor, ambos franciscanos, sobre los retos a los que se enfrenta la sociedad en política social y de familia, la inmigración, el diálogo entre culturas, las relaciones Iglesia-Estado, la aportación de la Iglesia católica al mundo contemporáneo y las creencias.

Elogios de Bono
Bono destacó del cardenal Amigo su disposición permanente al diálogo y a escuchar al que discrepa, su autonomía de criterio, su sencillez, su coherencia y su sólida formación intelectual. La obra está prologada por el exembajador de España ante la Santa Sede Francisco Vázquez -que no pudo asistir al acto de presentación en la sede de la editorial en Madrid-, quien dice que la fe, para Amigo, es un caminar lleno de libertad y de alegría “que nos ayuda a alcanzar un amor sin medida”. “Un amor que tiene un sólo nombre: Jesucristo”, y que se concreta en el amor al prójimo, porque, añade, “el verdadero contenido de su fe es el que se alcanza a través de la caridad y de la misericordia”.

Identidad franciscana
El cardenal y arzobispo de Tegucigalpa (Honduras), Óscar Andrés Rodríguez Maradiaga, reelegido hoy presidente de Caritas Internationalis, firma el epílogo del libro, en el que afirma que Carlos Amigo habla desde las alturas, desde “la estatura cultural, teológica y espiritual que admiramos en él los que le conocemos”… Y, además, habla claro…desde su experiencia y “su identidad franciscana innegable: un alma contemplativa, sencilla y alegre”

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...