El BNG no logra apoyos para que se negocie «recuperar» el Panteón de Galegos Ilustres como «espacio civil y laico»

Actualmente, es propiedad de la Iglesia

El BNG se ha quedado solo este miércoles en su petición de que la Xunta trabaje en el terreno legal y de la negociación con la Iglesia católica para "recuperar" el Panteón de Galegos Ilustres como "un espacio civil y laico", algo que podría materializarse a través  de una cesión o una venta.

Esta proposición no de ley ha sido defendida ante el pleno del Parlamento por la diputada Ana Pontón, quien ha llamado la atención sobre la necesidad de recuperar la titularidad pública del lugar en el que yace Rosalía de Castro por su voluntad de ser enterrada en un terreno laico. Este panteón, anexo a la iglesia de San Domingos de Bonaval, en la capital gallega, fue recuperado por la Iglesia en base a una sentencia del Tribunal Supremo que revierte una desamortización.

En cambio, si bien socialistas y populares coincidieron en el valor de este espacio como "símbolo" de Galicia, prefirieron respaldar el borrador de Ley del Panteón de Galicia redactado por una comisión conjunta de representantes del Consello da Cultura Galega (CCG), la Real Academia Galega (RAG), el Museo do Pobo Galego y las Fundaciones Rosalía de Castro, Alfredo Brañas y Castelao como base para redactar una propuesta normativa conjunta de los grupos.

De hecho, tanto Francisco Cerviño (PSOE) como Pedro Puy (PP) convinieron que la propuesta del Bloque es "insuficiente", toda vez que la Iglesia, en palabras del socialista "tiene la sartén por el mango". Por su parte, el popular defendió la propuesta legislativa impulsada por "expertos en museología e historia" para crear "un espacio de respeto a la pluralidad" con un espacio religioso y otro laico que esté gestionado por el CCG bajo un patronato conformado por las instituciones públicas y la Iglesia.

Un Panteón "con placas"

A la vista de las posturas de los grupos, la nacionalista lamentó que "el debate se haga en otros términos" distintos de los expresados en su propuesta, en virtud de la cual se debería "promover" el conocimiento del Panteón de Galegos Ilustres y dotar de un reconocimiento "histórico" por el cual no se podrían producir nuevos entierros, algo a lo que se opuso Cerviño.

"Están obviando la situación actual del Panteón", recriminó, convencida de que la proposición de ley se centra en crear "un panteón de Galicia en el que poner placas a ciertas personas" sin especificar su ubicación. "Queremos preservar su uso civil", reivindicó, para admitir una negociación posterior en una ponencia conjunta para "regular por ley sus usos y su gestión".

Finalmente, Ana Pontón lamentó que ahora "se derramen y se estropeen los símbolos" de Galicia, que pueden acabar en manos de la Iglesia si, a su juicio, la Xunta no toma medidas al respecto.

En todo caso, los socialistas se abstuvieron en la votación del texto, al que se opuso el PP y sólo contó con los votos favorables de los 12 diputados autonómicos de la formación frentista.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...