El arzobispo de Toledo hace competencia desleal al islamismo

«No todas las religiones son iguales; no es lo mismo Bin Laden que el Papa», asegura

El polémico arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha manifestado hoy que las religiones "no son todas iguales" y para explicarlo ha comparado a la máxima autoridad del cristianismo con uno de los terroristas más buscados del mudo.

En su opinión hay "cierta diferencia" entre los sacrificios humanos que realizaban los aztecas y la liturgia eucarística de los católicos, entre Bin Laden y el Papa Benedicto XVI.

Rodríguez ha hecho esta comparaciónen la homilía de la misa que ha presidido en el Instituto Superior de Estudios Teológicos San Ildefonso, con motivo de la fiesta de Santo Tomás de Aquino. En la homilía -que ha distribuido el Arzobispado- ha planteado que "no toda concepción de lo divino es siempre y de cualquier manera aceptable" y ha avisado de que "hay una religiosidad inquietante, hay también formas oscuras de una supuesta fe".

"No cualquier escritura sagrada o cualquier Dios valen lo que otro", ha indicado Braulio Rodríguez, quien ha opinado: "hay que mostrar y demostrar que las 'religiones' no son todas iguales, como no son iguales las distintas actividades económicas, sociales, o las formas de pensamiento o los fundamentos gnoseológicos".

"Hay cierta diferencia entre la liturgia del degüello en masa de jóvenes sobre los altares-pirámides de los Aztecas y la liturgia eucarística de un altar católico; entre Bin Laden y el Papa Benedicto XVI", ha expuesto.

"No cualquier escritura sagrada o cualquier Dios valen lo que otro"

En una alocución que ha iniciado citando a Chesterton y en la que también ha mencionado a Saramago, el arzobispo se ha mostrado en contra del "ateísmo liberador" que considera que todas las religiones no sirven para reconciliar a los hombres, sino que son causa de "inenarrables sufrimientos, de matanzas, de monstruosas violencias físicas y espirituales".

En este contexto, ha opinado que "erradicar toda religión puede traer malas consecuencias" y ha advertido: "si España no tiene el valor de afrontar de nuevo preguntas sobre el significado de la vida y los fundamentos de la moralidad, y asentarse en consecuencia en esas normas morales incondicionales, ¿quién nos garantiza que no vuelvan a surgir viejos fantasmas, viejos conflictos?".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...