El arzobispo de Sevilla apoya a los médicos de El Greco que se niegan a retirar los crucifijos de sus consultas

COMENTARIO: Al parecer su libertad religiosa es la única verdadera y sagrada por eso pueden permitirse imponerle al resto de la ciudadanía en un espacio público sus símbolos religiosos. Acaso las demás personas no tenemos nuestras conciencias y nuestras convicciones que están siendo vulneradas cuando se nos impone esta simbología particular y cuando se identifica una institución del Estado con una crreencia determinada.  ¡Qué dirían estos doctores, sus católicos abogados y su eminente arzobispo, si en vez de crucifijos y estampitas la consulta estuviese con símbolos ateos, políticos o de cualquier otra ideología personal. El laicismo apuesta y defiende la igualdad de todas las convicciones y creencias por ello no se puede privilegiar ninguna opción ocupando el espacio que es de todos. Por ello estamos en contra de que en una escuela, ayuntamiento, centro sanitario,… haya símbología de ninguna religión, ni de ninguna ideología particular. Es la manera de convivir sin imponerle a nadie sus particularidades, para eso hay otros espacios donde cada cual las puede expresar libremente.


Tal y como estaba anunciado el arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, recibió ayer a una representación de los médicos del ambulatorio de El Greco que se oponen a retirar los símbolos religiosos de sus consultas tras la orden dada por el SAS a consecuencia de la queja que un particular presentó al Observatorio del Laicismo.

El abogado de los afectados, José Luis Escañuela Romana; el vicepresidente del Colegio de Médicos de Sevilla, Alfonso Carmona; y, el presidente del Sindicato Médico de Sevilla, AntonioGutiérrez, expusieron al arzobispo que, a pesar de la orden de retirada de la directora del centro el pasado Lunes Santo, los facultativos se niegan a quitar sus estampas y crucifijos y que seguirán manteniendo esa postura.

También destacaron que la respuesta de los enfermos fue la de llevar estampas de santos a sus médicos y animarles a que no depongan su actitud.

Asenjo expresó su apoyo a los médicos porque es «consciente de que España no es un país laico sino aconfesional, donde todas las creencias son respetadas, especialmente la confesión católica, como establece la Constitución española». Los médicos salieron más fortalecidos aún al término de la reunión, según declaró Escañuela, quien criticó la «doble moral de quienes se exhiben en los balcones con la mantilla en Semana Santa mientras ordenan retirar los símbolos religiosos».

Desde que se dió al orden y el médico AntonioLeal denunció junto al celadorÁngel Villarreal que no iban a mover nada de las consultas, ni los símbolos religiosos del centro de salud ni la orden de la directora, María del Mar Sánchez Calle, han sido retirados. Tampoco ha contestado al escrito que Escañuela le envió inmediatamente para que depusiera su actitud, advirtiéndole de que «su actuación podría constituir un presunto delito contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos».

Así las cosas, y mientras la tensión y la incertidumbre planean por el ambulatorio y en las reuniones que tienen los viernes el equipo de profesionales con la directora, el letrado insiste en la semana que viene interpondrá un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por vulneración de derechos fundamentales y violación de la libertad de conciencia, si la orden de retirada de los símbolos no se anula.

María del Mar Sánchez Calle tomó la decisión a raíz de una reclamación de un usuario al Observatorio del Laicismo quejándose de que había visto un crucifijo en la pared de una sala.

El personal está indignado por tan rápida reacción en un centro en el que no se cubren las bajas, hay listas de espera y no se arreglan las averías.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...