El alcalde no entregará el ‘bastón de mando’ a la Virgen Grande

Dará así cumplimiento a la moción sobre laicidad aprobada por el Pleno que contempla la retirada de los símbolos religiosos de los edificios públicos que no estén destinados al culto

La Virgen Grande se quedará sin el ‘bastón de mando’, que identifica a la primera autoridad del municipio, durante las fiestas patronales de agosto.

El alcalde, José Manuel Cruz Viadero (PSOE), ha anunciado que este año no se producirá esta simbólica entrega del ‘bastón de mando’, en cumplimiento de la moción sobre laicidad aprobada por el Pleno Municipal.

Una moción impulsada por el Partido Socialista que salió adelante con los votos de Torrelavega Puede y ACPT, mientras que el PRC se abstuvo, y el PP la rechazó.

Cruz Viadero sí que asistirá a la procesión de la imagen de la Virgen Grande, pero lo hará “como un ciudadano más” y no como alcalde de la ciudad.

La primera en romper con la tradición fue, recordemos, la socialista Lidia Ruiz Salmón que decidió no participar en la procesión de la imagen de la virgen por las calles de la ciudad, un gesto que generó bastante polémica.

La moción sobre laicidad contempla también incorporar, de forma paulatina, actos y conmemoraciones de carácter civil al calendario oficial del municipio.

Además, se retirarán los símbolos religiosos de los edificios públicos cuando no sean espacios destinados al culto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...