Efemérides laicistas 25 de septiembre

1987 – En Nueva York muere la abogada y política Victoria Kent. Nacida en Málaga en el seno de una familia liberal, Victoria estudió allí Magisterio y después se trasladó a Madrid para estudiar Derecho. Formó parte la de Asociación Nacional de Mujeres Españolas y de la Juventud Universitaria Femenina. En 1930 se convirtió en la primera mujer en intervenir ante un consejo de Guerra al defender (exitosamente) a Álvaro de Albornoz, miembro del Comité Revolucionario Republicano. Abrió un despacho de abogados especializado en Derecho Laboral, siendo también asesora jurídica de organizaciones sindicales.

En abril de 1931 fue designada Directora General de Prisiones, cargo en el que destacó por mejorar la situación de las personas presas, potenciar la reinserción y acabar con los castigos crueles, como grilletes y cadenas. Las elecciones de 1931 fueron las primeras en llevar a una mujer a un escaño, y fueron tres las que lo lograron: Margarita Nelken, Clara Campoamor y la propia Victoria Kent.

Cuando se debatió sobre el sufragio femenino Victoria Kent se opuso, porque consideraba “peligroso conceder el voto a la mujer” por la gran influencia que la Iglesia tenía sobre ellas. Lo cierto es que en las siguientes elecciones las mujeres pudieron votar, y ganó la derecha.

Tanto Victoria Kent como Clara Campoamor -la más firme defensora del voto de las mujeres- perdieron su escaño. En 1936 volvió a lograr un escaño. Al estallar la Guerra Civil acude a apoyar a los combatientes en la sierra de Madrid, y más tarde se ve obligada a marchar a Francia. En París se encarga de cubrir las necesidades de los niños republicanos condenados al exilio. Más tarde vivió en México y Estados Unidos, no volviendo a España hasta 38 años después de acabada la guerra.

1798 – Real Cédula de Carlos IV por la que se manda enajenar todos los bienes raíces de hospitales, hospicios, casas de misericoridia, de expósitos, de reclusión de cofradías, obras pías y patronatos legos, a la vez que se invita a los arzobispos, obispos y demás perlados eclesiásticos, seculares o regulares, para que por bien del Estado promuevan la enajenación de los bienes de capellanías y otras fundaciones eclesiásticas. En compensación, se acordaba pagar a sus titulares, el tres por ciento del interés anual que devengase el importe de esas ventas y los capitales de censos que se redimiesen. Por otro decreto que se incorpora a esa Real Cédula pasan a la Hacienda Real todos los bienes que quedasen de las llamdas Temporalidades de la extinguida Compañía de Jesús.

1789 – El Congreso estadounidense aprueba las 12 primeras enmiendas a la constitución. De las 12, sólo 10, que se convertirían en la Bill of Rights (Declaración de Derechos) por protegen el derecho a la libertad de religión, de expresión, de asamblea o de prensa y otros muchos más, serán ratificadas por los estados.

En concreto, una de las enmiendas aprobadas, fue la primera, cuyo texto dice:

El Congreso no podrá hacer ninguna ley con respecto al establecimiento de la religión, ni prohibiendo la libre práctica de la misma; ni limitando la libertad de expresión, ni de prensa; ni el derecho a la asamblea pacífica de las personas, ni de solicitar al gobierno una compensación de agravios.

Esta enmienda fue ratificada el 15 de diciembre de 1791

1555 – Se firma la Paz de Augsburgo, también llamada “Paz de las religiones”. Fue un tratado firmado por Fernando I de Augsburgo, hermano y representante del emperador Carlos V, y las fuerzas de la Liga de Esmalcalda en la ciudad de Augsburgo (Alemania), por la cual se resolvía el conflicto religioso de la reforma protestante. El tratado establecía que los príncipes protestantes eran libres de elegir su religión (católica o luterana, cualquier otra, como el calvinismo, estaba prohibida). Los súbditos del mencionado príncipe estaban obligados a profesar la religión que éste eligiera (cuius regio, eius religio), pero tenían la alternativa de emigrar a otro.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...