Efemérides 31 de julio

1859 – Se decreta en México el cese de toda intervención del clero en cementerios y camposantos.

1854 – Nace en Ferrol, José Canalejas Méndez, abogado, político liberal y regeneracionista español, de pensamiento krausista, muy católico (disponía de una capilla en su propia vivienda). Fue defensor de la libertad de cultos como derecho fundamental, cuya postulación conduciría según su pensamiento a una educación laica, a una secularización de la sociedad y a un cambio en las relaciones Iglesia-Estado.

1826 – El maestro de escuela Gaietà (Cayetano) Ripoll murió en la horca de la Plaça del Mercat de Valencia. Ha pasado a la Historia como el último hereje, la última víctima ajusticiada por la Inquisición en todo el mundo.

Cayetano Ripoll nació en Solsona en 1778. Fue maestro de escuela.

Luchó en la guerra de la Independencia contra los franceses, fue hecho prisionero y llevado a Francia. Se cree que allí conoció las ideas de Rousseau, que le animaron a profesar un deísmo impregnado de filantropía y humanismo que marcaría su vida.

A su vuelta a España fue denunciado por no llevar a sus alumnos a misa, y por sustituir la frase “Ave María” por “Las alabanzas pertenecen a Dios” en las oraciones del colegio.

En 1824 fue arrestado, acusado de no creer en los dogmas católicos, encarcelado y juzgado. No se retractó de sus ideas y la audiencia de Valencia lo condenó a la horca y a ser quemado, sentencia que se cumplió el 31 de Julio de 1826.

Después de ser ahorcado sus restos se introdujeron en un barril, y se le quemó en el antiguo Cremador de la Inquisició, junto al puente de San José, en el río Turia.

El escándalo que produjo esta ejecución fue causa de que el gobierno de Fernando VII ordenara la supresión de la oficiosa “junta de la fe”, último rastro del poder de la Inquisición en España, que era desmantelada después de tres siglos y medio de macabra actividad, desde que fuera instituida por los reyes Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla.

El 15 de julio de 1834 se publicó un decreto por el que se suprimía definitivamente el Tribunal de la Santa Inquisición, y se destinaban todas sus propiedades a la extinción de la deuda pública, y al justo pago de los salarios de los antiguos funcionarios. El Mestre Ripoll fue su última víctima en España.

1492 – Se cumple la fecha límite para la expulsión de los judios de España («abandonar nuestro reino, y de nunca más volver. Con la excepción de aquellos que acepten ser bautizados»), aunque por motivos operativos se ampliará el plazo hasta el 2 de agosto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...