Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Un sargento de la Fuerza Aérea de Estados Unidos manipula una vacuna COVID-19 de Pfizer en una clínica de Massachusetts el 16 de febrero de 2021. (Joseph Prezioso/AFP vía Getty Images)

[EEUU] Un tribunal declara que la Fuerza Aérea ha discriminado a soldados que buscan exenciones religiosas a mandato de vacunas

Los miembros de la Fuerza Aérea que buscan exenciones religiosas del mandato de vacunación contra el COVID-19 del ejército estadounidense han aportado “pruebas significativas” de que la rama militar los ha discriminado, según dictaminó un tribunal federal de apelaciones el 12 de septiembre.

Un tribunal de distrito estadounidense bloqueó en julio el mandato para miles de miembros de las Fuerzas Aéreas que siguen sin vacunarse y a los que se les han denegado o no se han aplicado sus exenciones religiosas. En respuesta, el gobierno pidió una suspensión de emergencia. Cuando se le denegó, el gobierno acudió al Tribunal de Apelaciones del 6º Circuito de EE. UU., argumentando que la sentencia era errónea.

Un panel del tribunal de apelación dijo en su decisión publicada el lunes que los demandantes tenían que proporcionar pruebas significativas de que la Fuerza Aérea tenía una política para negar todas las solicitudes de exenciones religiosas, y todo indica que lo han hecho.

“Para establecer una política general… los demandantes no necesitan demostrar que el Departamento rechaza el 100% de las solicitudes de exenciones religiosas. Y las propias estadísticas del Departamento muestran que, hasta el 23 de mayo de 2022, había rechazado más del 99% de ellas”, escribió en la orden de 11 páginas el juez del Circuito de Estados Unidos Raymond Kethledge, nominado por George W. Bush.

“El hecho de que el Departamento haya concedido solo un puñado relativo de exenciones religiosas, mientras que ha concedido miles de exenciones médicas y administrativas, es en sí mismo, en esta fase del caso, una prueba significativa de discriminación”, añadió.

A Kethledge se unieron los jueces de circuito Eric Murphy y John K. Bush, ambos nominados por Trump.
Demandantes

Los demandantes son todos miembros que solicitaron exenciones religiosas y que los capellanes consideraron que tenían creencias religiosas sinceras, pero el ejército rechazó muchas de sus solicitudes de todos modos. Los demás no han recibido las decisiones finales, pero esperan ser rechazados, basándose en el trato que reciben los pilotos con creencias similares.

El grupo ha dicho que las pruebas demuestran que el ejército denegó sistemáticamente las solicitudes de exención religiosa, negando la ley federal y la Constitución de Estados Unidos.

“Esta orden del Tribunal de Apelaciones afirma que el Departamento de Defensa y la Fuerza Aérea violaron los derechos de libre ejercicio religioso de los miembros del servicio, que está protegido por la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa y la Primera Enmienda”, dijo en un comunicado Mat Staver, fundador y presidente de Liberty Counsel, que representa a los demandantes.

“Esta es una gran victoria para la libertad religiosa, especialmente para estos miembros del servicio de la Fuerza Aérea que aman a Dios y aman a Estados Unidos. Estos mandatos seguirán desmoronándose uno a uno en los tribunales”, añadió.

El nuevo fallo confirma la orden del juez del Tribunal de Distrito de EE. UU. Matthew McFarland del 19 de agosto, que rechazó la solicitud de los militares de una suspensión de emergencia y extendió durante la duración de la batalla legal la orden judicial preliminar contra la adopción de medidas punitivas contra los aproximadamente más de 12,000 miembros de la Fuerza Aérea que quieren exenciones religiosas.

El tribunal aceleró la apelación de la Fuerza Aérea a la orden judicial preliminar, ordenando al departamento que presentara su primer escrito en un plazo de dos semanas, que los demandantes lo presentaran en un plazo de dos semanas después, y que la Fuerza Aérea respondiera a esa respuesta en un plazo de siete días. Los argumentos orales están programados para el 19 de octubre; se espera una decisión en noviembre.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share