Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Una mujer sostiene una pancarta que dice "Despojadas de nuestros derechos", durante una manifestación contra el fallo que prohíben el aborto, frente al Tribunal Supremo en Washington. — Lenin Nolly /

[EEUU] Protestas en decenas de ciudades de EEUU contra la decisión del Tribunal Supremo de revocar la constitucionalidad del aborto

Es una decisión histórica que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo. Las clínicas de algunos estados han dejado de practicar abortos por miedo a enfrentarse a consecuencias penales.

Miles de personas salieron a la calle en decenas de ciudades de Estados Unidos para protestar por el fallo del Tribunal Supremo que este viernes eliminó la protección federal del derecho al aborto, lo que ha permitido que varios estados ya restrinjan ese derecho.

Una de las protestas más multitudinarias fue la de Washington, donde centenares de personas se concentraron durante horas frente al Tribunal Supremo al grito de “¡Mi cuerpo, mi decisión!” o “¡Abortemos el Tribunal!”. Consignas similares se escucharon en hasta 70 localidades del país, según el recuento de la cadena CNN.

Algunas habían sido organizadas para la noche del viernes por grupos como Planned Parenthood, la organización que gestiona la mayor red de clínicas de salud reproductiva en Estados Unidos; pero otras surgieron de manera espontánea con mujeres que se unieron para alzar la voz. Las protestas fueron especialmente numerosas en las principales ciudades de EEUU

Las protestas fueron especialmente numerosas en las principales ciudades de EEUU, como Nueva York donde miles de personas se concentraron en el Washington Square Park, una céntrica plaza que tradicionalmente acoge mítines políticos y manifestaciones.

En Los Ángeles (California), los manifestantes bloquearon el tráfico del centro de la ciudad, mientras que en Filadelfia (Pensilvania) miles se concentraron frente al emblemático Ayuntamiento y en Austin (Texas) hubo una protesta frente a la corte federal.

Otros cientos de personas salieron a la calle en Atlanta (Georgia) en dos manifestaciones diferentes que se unieron a los pies del parlamento estatal.

Incidentes en Iowa y Arizona

La mayor parte de las marchas se desarrollaron de manera pacífica, aunque se registraron incidentes en las localidades de Cedar Rapids (Iowa) y Phoenix (Arizona).

En Phoenix, la Policía dispersó con gas lacrimógeno a manifestantes que se habían concentrado frente al parlamento de Arizona y que estaban golpeando con fuerza los ventanales del edificio, algo que había obligado a los senadores estatales a interrumpir la sesión. La Policía de Phoenix aseguró en un comunicado que había empleado gas lacrimógeno porque los manifestantes “intentaron romper el cristal” del edificio.  La Policía dispersó con gas lacrimógeno a manifestantes que se habían concentrado frente al parlamento de Arizona

Según muestra el vídeo que colgó en Twitter la senadora estatal republicana Michelle Ugenti-Rita, decenas de personas estaban fuera del edificio y algunas golpeaban con fuerza los cristales mientras se oía a alguien gritar: “¡Aparténse de las puertas ahora mismo!”. En un mensaje en Twitter, la senadora estatal republicana Kelly Townsend denunció que los manifestantes estaban manteniendo a los legisladores como “rehenes” dentro del edificio del Senado. “Se puede oler el gas lacrimógeno y los niños de uno de los miembros (del parlamento) están en su oficina llorando de miedo”, aseguró Townsend.

Una vez que la policía dispersó a los manifestantes de los alrededores del parlamento estatal, estos se dirigieron hacia una plaza que está en frente y que se conoce como Wesley Bolin. En su comunicado, la policía aseguró que los manifestantes atacaron algunos de los monumentos de esta misma plaza y se volvió a usar gas lacrimógeno para dispersarlos.

Por otro lado, en Cedar Rapids, dos personas resultaron heridas al ser atropelladas por un coche durante una protesta. En un comunicado, el alcalde de Cedar Rapids, Tiffany O’Donnell, dijo que la policía estaba investigando el suceso.

El fallo del Tribunal Supremo contra el aborto ha generado un gran nivel de confusión y las clínicas de algunos estados, como las de Arizona, han dejado de practicar abortos por miedo a enfrentarse a consecuencias penales.  Las clínicas de algunos estados han dejado de practicar abortos por miedo a enfrentarse a consecuencias penales

En concreto, esas clínicas temen una ley de 1901, proclamada 11 años antes de que Arizona fuera un estado, y que establece que cualquiera que facilite un aborto puede ser sentenciado a entre dos y cinco años de prisión.

Algunos republicanos de Arizona argumentan que esa ley ha entrado en vigor automáticamente tras el fallo del Tribunal Supremo, aunque los demócratas difieren. Aparte, existe en Arizona otra ley que prohíbe el aborto a las 15 semanas de gestación y que está previsto que entre en vigor en septiembre.

Mientras tanto, ya se ha revocado la constitucionalidad del aborto en nueve estados (Alabama, Arkansas, Kentucky, Luisiana, Misuri, Oklahoma, Dakota del Sur, Utah y Wisconsin). Todos ellos habían aprobado con anterioridad unas leyes destinadas a prohibir el aborto y que entraron en vigor tan pronto como se hizo pública la decisión del Tribunal Supremo.

La organización Planned Parenthood, que gestiona la mayor red de clínicas de salud reproductiva en EEUU, estima que 26 estados acabarán prohibiendo el derecho al aborto, en cuestión de días, semanas o meses.

Nueva York levanta su voz

Con pintura roja en una falda blanca y las piernas una joven de 33 años se sentó este viernes en la Quinta Avenida de Nueva York junto a miles de personas para protestar contra la decisión del Tribunal Supremo de Estados Unidos de anular la protección del derecho al aborto, vigente desde 1973, en una decisión histórica que permitirá a cada estado decidir si mantiene o prohíbe este derecho reproductivo. En la Quinta Avenida miles de personas protestaron contra la decisión del Tribunal Supremo

“Esta mañana me desperté llena de rabia y tristeza porque sabía que esto iba a pasar. Esta decisión no refleja el punto de vista de la mayoría de las personas del país. El Tribunal Supremo tomó una decisión que la mayoría de este país no apoya”, señaló a Efe la joven que se identificó con el seudónimo de Jane Roe, el mismo que Norma McCorvey usó en su demanda, que en 1973 derivó en la decisión del Supremo de proteger el derecho a abortar en todo Estados Unidos.

Para esta neoyorquina protestar es la única manera en la que puede pedir un cambio y dice que lo hará hasta que el Gobierno actúe y “haga, mediante una ley federal, que el aborto sea legal y de fácil acceso para todas las personas que viven en el país”.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, afirmó este viernes desde la Casa Blanca que su Gobierno defenderá el derecho al aborto y animó a los estadounidenses a acudir a votar en los comicios de noviembre para garantizar una mayoría en el Congreso para sacar adelante leyes que lo amparen.

Por su parte, Judy Leventhal salió a protestar a Washington Square Park -céntrica plaza que históricamente ha sido un sitio tradicional de mítines políticos y manifestaciones- con una percha en la mano junto con un cartel en el que se leía: “El futuro”. Hasta ahora nueve estados de los 50 que componen el país prohibieron la interrupción del embarazo este mismo viernes

“Con una percha es como se tenía que lidiar con embarazos no deseados en el pasado. Y esto es a lo que estamos regresando en una buena parte de Estados Unidos hoy. Afortunadamente no aquí, en Nueva York, pero ¿qué pasa si mis hijos se mudan a un estado donde no pueden abortar? estoy horrorizada”, explica la mujer de 64 años.

Leventhal contó que creció sabiendo que tenía la opción de abortar, aunque nunca la usó, y que le resulta “aterrador” pensar que ese derecho dejará de ser una realidad para muchas mujeres de otros estados.

Hasta ahora nueve estados de los 50 que componen el país prohibieron la interrupción del embarazo este mismo viernes nada más conocerse la decisión del Tribunal Supremo, mientras que otros 14 estados podrían hacerlo a corto plazo. Nueva York está al otro lado, en este estado el aborto es seguro, accesible y legal tanto para sus residentes como para otras mujeres de Estados Unidos.

“El mes pasado, anticipándome a esta decisión, hice una inversión histórica de 35 millones de dólares para apoyar la red de proveedores de servicios de aborto de nuestro estado”, dijo hoy la gobernadora de Nueva York, la demócrata Kathy Hochul, en un comunicado.

En la multitudinaria protesta neoyorquina del viernes abundaba el verde, un guiño a las activistas argentinas que tras muchas protestas consiguieron presionar para que Argentina protegiera por ley el aborto voluntario hasta la semana 14 de gestación, y, además, se podían leer mensajes en español. “Educación sexual para decidir. Anticonceptivos para prevenir. Aborto legal para no morir”, se leía en la cartulina de Ana Sofía, una mexicana que está estudiando en la Gran Manzana.

“Me sorprende bastante que ahora en estados como Texas, las mujeres tengan menos derechos que en (algunos estados de) México, que es un país históricamente conservador. Pero igual me da un poco de miedo, debido a que creo que usualmente lo que pasa en Estados Unidos tiene repercusión en Latinoamérica, entonces creo que esto puede ser el desencadenamiento de algo mucho más grande”, anotó la joven de 26 años.

También aparece en

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share