Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Edu Galán, director de Mongolia: “¿Por qué los sentimientos religiosos están protegidos y no los ateos o científicos?”

El fundador de la Revista Mongolia lamenta que derechos como la libertad de expresión se vean ahora, en pleno 2021, “amenazadas por parte de la ultraderecha más carca”.

¿Sigue habiendo censura en España en pleno siglo XXI? Es la pregunta que la periodista y presentadora de Más Vale Tarde, Marina Valdés, ha lanzado a Edu Galán, fundador de la controvertida ‘Revista Mongolia’, tras conocerse la polémica retirada de un cartel de Zahara en el que la artista aparecía vestida de virgen: “Me preocupa que cosas que parecen que están superadas, como la libertad de expresión, que protege la libertad creativa y artística, se ve amenazada por parte de la ultraderecha más carca. Estamos viendo cómo grupos de presión piden que protejan sus sentimientos”.

“Yo no sé dónde pone que los sentimientos de alguien deben ser protegidos”, ha explicado Galán, refiriéndose a este caso, y ha añadido: “En una democracia, la libertad de expresión y creativa, siempre que no caiga en actuaciones en contra del derecho de honor o intimidad, está protegidísima. Por eso, no entiendo cómo poderes políticos, como en este caso el Ayuntamiento de Toledo con un espectáculo privado, entran en este juego. En el caso de Vox lo entiendo perfectamente. La única propuesta que tienen para la democracia es hundirla“.

Durante su intervención, Galán ha relatado las situaciones que han sufrido precisamente por parte de esos grupos de presión cuando no han gustado las piezas artísticas o satíricas que han publicado desde ‘Mongolia’: “Hemos recibido amenazas, la ultraderecha ha venido por nosotros, han tratado de que no actuásemos. Pero la crítica a la religión, al inmovilismo y al tradicionalismo forma parte de la labor de las revistas satíricas para ensanchar nuestras democracias; que crezcan y vayan evolucionando hacia una libertad de expresión más plena”.

“Es un trabajo que hay que llevar a cabo muy poco a poco hasta que, por fin, consigamos, por ejemplo, acabar con cosas tan aberrantes como que se mantenga en el Código Penal la ofensa a los sentimientos religiosos”, ha apuntado Galán, que se ha preguntado “por qué los sentimientos religiosos están protegidos y los sentimientos de los ateos o científicos no lo están. De ahí lo absurdo de esta paradoja”. Así, ha concluido con el siguiente ejemplo: “Si algo te ofende, estamos en una democracia. Ve al juzgado si quieres, pero la mejor solución es mirar para otro lado”.

Total
94
Shares
Artículos relacionados
Total
94
Share