Dos centenares de militares piden protección a la Virgen de Aránzazu antes de una misión de la ONU en Irak

Los soldados y oficiales posan en la basílica de Aránzazu tras la ofrenda floral a la Virgen. OCRIL67

Los componentes del Contingente del Tercio Viejo de Sicilia, que el próximo mes de noviembre van a ser desplegados en Irak en misión de la ONU, han realizado una ofrenda floral a la Virgen de Aránzazu, se han encomendado a la Patrona de Gipuzkoa y han recibido la bendición de su párroco. Los militares, además, han posado en las escalinatas del altar con el sacerdote en este acto de devoción castrense.

A primera hora de la mañana, los 180 militares que forman el contingente, entre soldados y mandos, se han desplazado hasta el Santuario de Nuestra Señora de Aránzazu donde, tras la oportuna recepción y tras recibir la bendición, han hecho una ofrenda floral a la virgen y, los Cornetas y Tambores del regimiento, han interpretado el himno a la Virgen.

De cara a esta misión militar en Irak, el pasado mes de mayo, la Segunda Compañía del Batallón Legazpi I/67, que en su despliegue formará parte de la Unidad de Protección (UPROT), estuvo realizando maniobras de preparación en el Campo de Maniobras y Tiro de Renedo Cabezón (Valladolid). En la actualidad este Regimiento pertenece a la Brigada «Extremadura» XI, que está encuadrada en las Fuerzas Pesadas del Ejército de Tierra, compartiendo protagonismo con Unidades de élite como la Brigada Paracaidista, la Brigada de la Legión y otras.

Esta unidad del Ejército ha participado, aportando unidades o con personal individual, a las misiones en Bosnia Herzegovina, Líbano, Kosovo, Irak, Afganistán y Letonia.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...