Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Desestimada una demanda de Abogados Cristianos contra Willy Toledo: “Doble victoria y unas risas”

La asociación le reclamaba una indemnización de 6.000 euros por las expresiones y campaña vertidas contra el colectivo y su presidenta.

El actor Willy Toledo ha vuelto a ganar en los tribunales a la Asociación Abogados Cristianos. El Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valladolid ha desestimado la demanda que la asociación interpuso contra Willy Toledo, y al que reclamaba una indemnización de 6.000 euros, al considerar que las declaraciones efectuadas por el actor contra el colectivo y su presidenta en distintos foros públicos no menoscabaron el honor de la asociación.

El magistrado Luis C. Tejedor Muñoz absuelve a Toledo y le exonera de indemnizar con 6.000 euros a la asociación porque considera que las manifestaciones críticas del actor en la que le llamó “troglodita”, “ultraderechista” o “fundamentalista” están amparadas por el derecho a la libertad de expresión, que, en este caso, prevalece sobre el derecho al honor de la entidad demandante. «Abogados Cristianos, ultraderechistas que, si pudieran, no me denunciarían sino que me llevarían a una tapia del cementerio y me fusilarían», afirmó el actor.

El juez señala que «las manifestaciones ya referidas deben incardinarse en un derecho a la crítica respecto la posición ideológica que la Asociación mantiene con la conducta del Sr. T. en diferentes declaraciones sobre los sentimientos o ideas religiosas, sin que, al igual que ha considerado el Ministerio Fiscal, pueda estimarse que son una invitación a una acción violenta o incitación al odio, y de hecho, el propio autor se refiere a las mismas como ‘chorradas gigantescas’, sin que pretendiera decir que la asociación demandante le quería fusilar, debiendo valorarse, como se ha dicho, la entrevista en todo su conjunto o globalidad, de ahí que las frases dirigidas frente a la asociación actora, entidad jurídica privada, pese a tener un derecho de protección de su honor, no puedan calificarse de desproporcionadas en el contexto en que fueron efectuadas, siempre dentro de esa ponderación de la menor intensidad que merece su protección del honor».

Y añade que «las expresiones destacadas por la entidad actora en las entrevistas no tienen entidad suficiente para provocar su descrédito o desprestigio profesional de la asociación, tomando en consideración ese aspecto externo relativo a la reputación de la misma o la consideración de los demás, y de hecho, no existe prueba alguna en tal sentido (…)».

Según recoge la sentencia, las palabras del Willy Toledo están pronunciadas «en un claro contexto de debate ideológico de expresión de ideas y opiniones absolutamente contrapuestas de las defendidas públicamente por integrantes de la asociación demandante».

Por último, sobre el uso de la foto de perfil de Facebook de la presidenta de la asociación sin su autorización y el rótulo “Polonia Mon Amour”, señala que es una cuestión que afectaría al honor personal de Polonia Castellanos, no al de la asociación.

El abogado de Willy Toledo acusó a la entidad demandante de realizar una campaña de persecución constante contra su cliente y de buscar sus minutos de gloria a costa de la imagen pública del demandado.

Además, recordó que aunque Willy Toledo ha proferido expresiones «mal sonantes» tales como «me cago en la Virgen del Pilar o me cago en Dios», las mismas son dichas habitualmente por parte de miles de personas en twitter y facebook y, en cambio, el único denunciado es su defendido, tal y como recoge Las Provincias.

Por su parte, el actor ha celebrado la decisión de los tribunales escribiendo en Twitter el siguiente mensaje: «Los tribunales me vuelven a dar la razón y, tras el juicio por la última denuncia de una asociación integrista católica, me absuelve. La sentencia, que alude a la libertad de expresión, incluye la condena en costas a la asociación. Doble victoria y unas risas. Y unas cañas. Salud»

Total
15
Shares
Artículos relacionados
Total
15
Share