Denuncian la reducción de 8.000 plazas educativas en Andalucía o la pérdida de valores como el feminismo o el laicismo, y el apoyo a la concertada

Una veintena de organizaciones, entre las que se encuentra Andalucía Laica, y más de un centenar de profesores han firmado un documento en defensa de la educación pública en Andalucía en el que denuncian el cierre de unidades, que supone la reducción de más de 8.000 plazas educativas, el incumplimiento de ratios máximas y la pérdida de docentes.

Para las entidades y personas firmantes, entre ellas Apdha, Codapa, Ustea y CGT, Andalucía Laica, la aplicación de políticas de liberalización puestas en marcha por el Gobierno andaluz producen un deterioro y desmantelamiento progresivo del sistema de educación público andaluz, entendido desde los 0 años a la enseñanza universitaria.

Aseguran que el descenso demográfico de la población andaluza no explica por sí solo el cierre de unidades en centros públicos, que se produce desde hace años y vuelve a tener lugar este curso que comienza con 333 líneas menos, ya que el número de unidades en centros privados concertados prácticamente se ha mantenido estable, e incluso se ha incrementado en algunos niveles educativos.

Quienes suscriben el documento, entre los que se encuentran organizaciones educativas, sindicatos, asociaciones de derechos humanos, feministas, laicistas, memorialistas y antirracistas, entre otras, critican que en la comunidad autónoma se superan las ratios de forma ilegal, con más de 25 alumnos en infinidad de unidades.

Por otra parte, explican, también está teniendo lugar una fuerte pérdida de empleos docentes en el sector público, que se ceba en el numeroso colectivo de personal interino.

Del mismo modo, la precariedad está siendo especialmente dura con los trabajadores de servicios subcontratados, como son el personal de comedor, transporte escolar, administración y limpieza, así como con aquellos que apoyan al alumnado con necesidades educativas específicas.

Asimismo, el aumento de la Formación Profesional privada-concertada y la posible anulación de la bonificación de matrícula en las universidades andaluzas son otros elementos que señalan como «extremadamente preocupantes».

En cuanto a las infraestructuras, recuerdan que hay muchos centros educativos públicos con retrasos en obras de bioclimatización que, sentencian, no pueden seguir posponiéndose.

Además, añaden que la reciente ampliación de financiación en este sentido a los centros concertados supondría la pérdida de la inversión pública en caso de que el concierto se perdiera.

Los colectivos y demás firmantes del documento consideran que se están cuestionando principios que ya cuentan con el consenso de la sociedad andaluza, como son el feminismo, el laicismo, la memoria histórica, el reconocimiento de las diversidades y la ecología.

Afirman querer aulas tan diversas como diversa es la sociedad andaluza y consideran que solo la educación pública es garantía de una sociedad participativa y libre, que asegure la igualdad de oportunidades, han informado este martes en un comunicado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...