Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Cultura y compromiso: Los 140 años del Ateneo Obrero de Gijón

Hoy, 12 de agosto, una de las entidades más vivas de la ciudad cumple 140 años. Varios artículos lo recuerdan en la prensa local (la foto de la entrada corresponde a uno de ellos). Reproducimos el escrito por Luis Miguel Piñera, periodista, escritor e historiador, uno de los eruditos locales que mejor conoce el devenir de esta ciudad a lo largo del último siglo. Responsable del Club LA NUEVA ESPAÑA de Gijón desde el año 2011, Piñera es una enciclopedia abierta del gijonismo, fervoroso escrutador de archivos y hemerotecas con el ánimo de desentrañar los últimos cien años del devenir local.

El Ateneo Obrero de Gijón fue durante muchos años la segunda entidad cultural más importante de Asturias, tras la Universidad de Oviedo. Fundado el 12 de agosto del año 1881, ahora hace 140 años, al Ateneo Obrero acudieron a impartir conferencias numerosas figuras del panorama nacional, y su biblioteca fue legendaria. Biblioteca “Circulante” en el sentido, y eso era una novedad, de que los libros podían llevarse a casa durante unos días.

El Ateneo Obrero de Gijón desde su fundación hasta la década de 1930 fue ejemplar con actividades sobre temas muy variados, desde química hasta literatura, y conciertos, excursiones, teatro y poesía. Todo ello como recreo y enseñanza a la vez. Además de la sede central, el Ateneo Obrero de Gijón abrió sucursales muy activas en La Calzada (1904), La Guía-Somió (1905) y El Llano (1906). El ateneo gijonés abrió caminos. Numerosos ateneos, casinos y círculos obreros en toda Asturias siguieron su estela.

Antes del estallido de la Guerra Civil el Ateneo ya se había visto afectado por la represión que siguió al movimiento revolucionario de octubre de 1934, de hecho, permaneció clausurado durante cinco meses, entre octubre de 1934 y marzo de 1935. En septiembre de 1935, tras recuperar sus actividades, volvió a ser clausurado hasta enero de 1936.

El final de la contienda supuso el cierre de un Ateneo que tenía 55 años de intensa actividad y la llegada de malos tiempos para los ateneístas. Los bienes de la entidad fueron incautados y parte de su biblioteca quemada. La cárcel de El Coto, que tenía una capacidad para 200 personas, multiplicó por diez su capacidad y algunos socios del Ateneo sufrieron allí penas de cárcel y en algunos casos condenas a pena de muerte que fueron cumplidas. El haber pertenecido al Ateneo Obrero era un agravante.

La historia del Ateneo Obrero de Gijón sigue en el año 1981 cuando se cumplía un siglo de su fundación. En ese 1981 se refundó y en ello participaron algunos antiguos asociados junto a jóvenes ateneístas. Empezó entonces una segunda vida manifestada, entre otras muchas cosas, por una intensa actividad editorial. En el año 2006 la Corporación Municipal le concedió la Medalla de Oro de la Villa de Gijón y el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias la Medalla de Asturias en su categoría de plata.

En esta actualidad de la tercera década del siglo XXI, el Ateneo Obrero de Gijón se mantiene muy activo y como una referencia cultural en la ciudad. Desde su local social en la segunda planta de la Escuela de Comercio desarrolla una incansable actividad donde está siempre presente la cultura vinculada a la realidad de la ciudad. Por ejemplo, en actividades relativas a la memoria democrática, a la educación popular, a la cultura de progreso, a la llingua asturiana, al lenguaje audiovisual, al ajedrez, feminismo, ecologismo y laicismo.

Bien entienden desde el Ateneo Obrero de Gijón que la cultura no es un entretenimiento prescindible sino algo fundamental para la educación y para el compromiso ético con la vida.

Total
1
Shares
Artículos relacionados
Total
1
Share