Cullera Laica y el pensamiento libre

Bien podría decirse que el motivo esencial de la existencia de Cullera Laica es la puesta en valor del pensamiento libre, que puede entenderse como el pensamiento que es independiente del punto o puntos de vista de otros individuos. Es claro que sostener un pensamiento de manera independiente no significa que el pensamiento tenga que ser necesariamente contrario o distinto al de otras personas. Con Bertrand Russell podríamos decir que el pensamiento libre no está en el qué se piensa sino en el porqué es así como se piensa. Si el pensamiento es producto del examen crítico de toda la información disponible, es libre; si es el resultado de un repique de información tendenciosa asimilada acríticamente, no lo es. Y si el pensamiento no es libre, el individuo puede ser reo de determinados poderes ideológicos, con consecuencias potenciales tremendamente trágicas, como la historia y la más reciente actualidad nos muestra.

El pensamiento libre se desarrolló por la región de Jonia, en Asia Menor, hace más de 2500 años, y pese al férreo control ideológico ejercido por las tiranías religiosas y políticas de todos los tiempos, ha permitido el progreso del conocimiento científico y de la autonomía moral del ser humano. Pero estamos hablando de un bien inmaterial muy frágil y vulnerable: el adoctrinamiento infantil, la recepción de información sesgada, la ideologización de las instituciones a las que se encuentra afiliado el individuo -desde la familia al Estado- tienden a hacer que el pensamiento no sea productivo, sino reproductivo, con todas las implicaciones que para la dignidad de la persona esto puede tener. Es aquí donde la libertad de pensamiento toma una dimensión política, social y cultural que implica a sus fautores, y donde la laicidad, entendida como la independencia del Estado respecto de toda confesión religiosa o irreligiosa, se convierte en el marco común para una convivencia en libertad, igualdad y fraternidad.

Desde su fundación, Cullera Laica ha venido desarrollando una serie de iniciativas institucionales, sociales y culturales en pro de la libertad de pensamiento. Una importante línea de actuación ha sido la investigación y difusión de la historia de nuestro pueblo relacionada con el pensamiento libre, que aunque arrinconada o menospreciada durante años y años, cuenta con personajes, entidades y hechos que hoy podemos contemplar como verdaderos referentes del pensamiento libre y de la más cimera moralidad.

Además, con motivo de las Fiestas Mayores, Cullera Laica siempre ha propuesto a la ciudadanía algún acto que hemos considerado adecuado. Este año, hemos querido rendir un reconocimiento a los dieciocho vecinos de Cullera que a principios del siglo XX fundaron una escuela, de las más avanzadas de toda España, definida en sus documentos como una escuela “ajena completamente a todo espíritu e interés de comunión religiosa, filosófica y política”: la Escolaica. El acto contará con tres especialistas en la historia de la educación, de Cullera y de la Escolaica, así como de tres actuaciones musicales y escénicas correspondientemente relacionadas. El acto, de entrada libre, tendrá lugar el sábado 9 de abril a las 20:30 h., en el Auditorio Municipal de Cullera. Al día siguiente, domingo 10 de abril, por cuarto año consecutivo, tendremos el recorrido de la ruta laica: una visita guiada a los lugares de Cullera relacionados con la libertad de pensamiento. La salida será a las 17 h., desde la parada de autobuses de la Plaza San Isidro. Esperamos que todo sea del agrado de todos, como pensamos que también lo es el pensamiento libre.

Cullera Laica

 [1] Colaboración en el libro de Fiestas Mayores de Cullera, 2015, pp. 40-41, traducción.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...