Cristianos de base piden a Zapatero que derogue los acuerdos con la Santa Sede

Lamentan la falta de autocrítica en la institución

Los colectivos cristianos de base han mostrado su profunda decepción por las palabras del Papa que consideran "sesgadas e injustas" ya que, a su juicio, no reflejan adecuadamente la situación actual que se vive en España.

"No entendemos dónde están esas agresiones. Al contrario, el Gobierno Zapatero es probablemente el que más privilegios ha concedido y concede a la Iglesia Católica. "No hace más que concesiones y a cambio sólo recibe palos", asegura Evaristo Villar, de Redes Cristianas. "Parece como si al Gobierno le faltara valor para llevar adelante su propio programa (en referencia a la reciente renuncia a tramitar esta legislatura la reforma de la Ley de Libertad Religiosa".

"Creemos que un Gobierno no puede ni debe tener miedo de ninguna institución por lo que le pedimos es que sea coherente y derogue los acuerdos con la Santa Sede". Y es que estos colectivos consideran que la sociedad española y los propios cristianos tienen ya la madurez suficiente para asumir esa nueva situación sin ningún tipo de zozobra ni polémica ya que no se trata de perseguir ni discriminar a la Iglesia Católica sino simplemente suprimir privilegios anacrónicos ya para los tiempos que corren.

Redes Cristianas también lamenta la falta de autocrítica en los mensajes del Papa así como una reflexión sobre la propia responsabilidad de la Iglesia en el alejamiento de la sociedad de la fe y la práctica religiosa.

También han levantado ampollas en el seno de la propia Iglesia las referencias del Papa a la realización de las mujeres "en el hogar y en el trabajo", sin atribuir una reflexión similar a los hombres, así como al papel subsidiario de la mujer dentro de la Iglesia, plasmado gráficamente en la imagen de unas monjas fregando el suelo en el altar en el que Benedicto XVI ofició la misa en la Sagrada Familia. Mar Grandal, de la Asociación "Católicas por el Derecho a Decidir" considera que los mensajes trasladados en esta visita revelan el "fundamentalismo" de la Iglesia que sólo quiere familias hetero-normativas, en las que el único papel de las mujeres es tener hijos"

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...