Cotino niega una relación con la trama Gürtel por la visita del Papa

Un cargo de Gürtel vincula a Cotino con el amaño de la visita del Papa

El presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, ha negado hoy su relación con la trama Gürtel con motivo de la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en julio de 2006, después de que un testigo le vinculara ante el juez del caso Gürtel con el desvío de fondos públicos en ese acontecimiento.

En un comunicado,Cotino asegura: "Nunca mantuve ninguna reunión con el señor Correa, al que no conocía y sigo sin conocer, ni con nadie que él hubiese enviado de la empresa Orange Market".

En su nota, Cotino afirma que no formaba parte del Patronato de la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, organizador de la visita de Benedicto XVI.

"Por lo tanto, no envié a nadie en mi nombre a ningún tipo de reunión con el señor Correa ni tampoco delegué en ninguna persona", añade el texto. "No tenía facultades para hacerlo al no tener ninguna competencia en ese ámbito, ni tampoco conocía de la existencia de esas reuniones, si es que las hubo".

Finalmente, Cotino anuncia que emprenderá acciones legales contra aquellas personas que le acusen de "este tipo de falsedades y mentiras".

————————-

Un testigo, antiguo empleado de la trama Gürtel, relacionó este martes al presidente de las Cortes Valencianas, Juan Cotino, con el escándalo por la supuesta rapiña de fondos públicos en la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006. Juan Rincón Feliu, por entonces director de producción de Orange Market, la delegación de la trama corrupta en Valencia, aseguró al juez José Ceres que en varias de las reuniones preparatorias sobre la cobertura de la visita del Pontífice por parte de Canal 9, en la que supuestamente se concretó el amaño, coincidieron el líder de la red, Francisco Correa, y Enrique Pérez Boada “en representación de Juan Cotino”.

Boada, en aquel momento director del Instituto Valenciano de Finanzas, y Cotino comparten una gran devoción religiosa y ambos han sido relacionados con el Opus Dei, la prelatura religiosa que tuvo un papel predominante en la organización de la estancia de Joseph Ratzinger en la ciudad en julio de 2006, con motivo del V Encuentro Mundial de las Familias.

La trama se habría quedado con tres millones de euros de Canal 9

Cotino era entonces consejero de Agricultura, Pesca y Alimentación, pero tuvo un gran protagonismo en la preparación de la visita de Benedicto XVI.

La trama Gürtel se embolsó tres de los 7,4 millones de euros que la televisión valenciana destinó a la cobertura de los actos papales, según ha desvelado la investigación. Un informe policial detalló incluso el reparto que la red habría dado al dinero: 1,4 millones para Correa, al que las revelaciones del exdirector de producción de Orange Market sitúan en ahora la génesis del amaño, y que habría destinado a reformar un chalé en Ibiza. 630.000 euros para su número dos, Pablo Crespo. Medio millón para el exresponsable de Orange Market Álvaro Pérez, El Bigotes. Y otro tanto para Pedro García, que era el director general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV) y había sido previamente secretario autonómico de comunicación con los expresidentes de la Generalitat Eduardo Zaplana y Francisco Camps.

La investigación, apoyada en la documentación intervenida a la red y en declaraciones de testigos e imputados, ha revelado que la red utilizó una empresa pantalla, Teconsa, una constructora leonesa sin experiencia en el campo audiovisual, para optar a la adjudicación, que habría sido diseñada a su medida.

Orange Market se creó por la derrota electoral del PP en 2004, dice De Miguel

Orange Market, según toda esa información, empezó a trabajar en la cobertura de los actos y a buscar las pantallas gigantes que se instalaron por toda Valencia meses antes de que se realizara la convocatoria. Esta habría sido a su vez retrasada premeditadamente para poder justificar, con el argumento de la urgencia, la elección del procedimiento negociado sin publicidad como forma de adjudicar el contrato.

Ante el juez del Tribunal Superior de Justicia José Ceres declaró también Luis de Miguel, cofundador de Orange Market en 2004, en calidad de testigo. De Miguel, considerado el arquitecto financiero de la red, está imputado, sin embargo, en el tronco del caso que se instruye en Madrid y fue condenado este mismo año a 21 años de cárcel en un proceso diferente por evasión fiscal. El testigo admitió que la creación de Orange Market “no fue casual”, sino que respondió a la pérdida de las elecciones generales por parte del PP y a la necesidad de buscar “negocios” en otros territorios gobernados por el partido.

Francisco Correa

Francisco Correa (izquierda), en una de sus comparecencias ante el TSJ valenciano. / JORDI VICENT

Archivos de imagen relacionados

  • Francisco Correa
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...