Cinco colegios católicos de Granada organizan en sus barrios procesiones escolares, que incluyen dentro de su plan educativo

Estas procesiones escolares de colegios confesionales han recibido el apoyo municipal para autorizar el tránsito y cortar el tráfico a su paso, lo que ha ha generado protestas de los usuarios de esas vías durante una mañana de día laboral. Hasta ahora solo un par de ellos venían realizando estas actividad desde hace unos años. 


«Hemos notado que desde que se vienen convocando estas procesiones infantiles el número de niños va aumentando en los cortejos nazarenos y especialmente en los tramos infantiles». Así se pronunciaba el vicepresidente de la Federación de Cofradías, Armando Ortiz, mientras presenciaba el cortejo de la procesión del Colegio Virgen del Rosario, del Realejo, en el que participaba ayer su nieto.

«Estamos en el cincuentenario del colegio y, por ello, habíamos pensado desde hace tiempo que sería una buena ocasión para realizar esta procesión, pero queríamos hacerlo bien, con todo un cortejo completo y con el respeto que merece esta cita», decía Cristina Vélez, superiora de la comunidad dominica del colegio. Y así fue. Cortejo nazareno con los jóvenes vestidos con túnicas de sarga beige y negro, muy dominico, y con la cara descubierta. Capataces, costaleros, romanos tras el paso de Jesús Nazareno, mantillas y mucha seriedad en las filas de ‘peques’. La música la ponía la banda de tambores y cornetas de Jesús de las Tres Caídas.

El jueves habían procesionado los alumnos del Colegio de las Mercedarias, también en el Realejo y el centro de la ciudad.

También se llenó de público el entorno de la parroquia de la Virgen de Gracia para contemplar el cortejo de los niños que volvió a salir a las calles del barrio. En esta ocasión «hemos estado preparando nosotros todo esto», como decía una chica que iba con su mantilla puesta. Educadores y padres se dieron la mano para colaborar y realizar las vestimentas de los participantes, enseres y los dos pasos procesionales,«todo ello con materiales reciclados para que los niños aprendan el significado de los enseres y, de camino, a realizarlos ellos», apuntaba una de las madres que participaban en la procesión. En este cortejo infantil la música la puso la agrupación musical Dulce Nombre de Jesús. Partió en el mediodía desde el interior del colegio Virgen de Gracia.

También, en el colegio Sagrada Familia, se celebró una procesión con los niños y niñas de los primeros cursos infantiles. La procesión recorrió los patios del centro y salió a la Avenida de la Constitución hasta regresar después de alcanzar el monumento al Gran Capitán.

Por el Albaicín la cita también fue muy participativa. Desde el colegio Ave María-Casa Madre partió la procesión de niños que recorrió la calle San Juan de los Reyes hasta el monasterio de la Concepción y regresó después por la Carrera del Darro hasta el centro de educación. La cita cofrade estaba incluida dentro del plan formativo de este año, consiguiendo que los niños se imbuyan del ambiente cofrade y de las tradiciones granadinas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...