Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Bruselas y Hungría tensan la cuerda y aplazan la decisión sobre los fondos europeos

La tensión entre Bruselas y Budapest ha saltado por los aires debido a la nueva decisión del Ejecutivo húngaro que discrimina y estigmatiza al colectivo LGTBIQ.

La Comisión Europea ha confirmado que no cumplirá el plazo formal para dar una decisión sobre el plan de recuperación que ha presentado Hungría para acceder a las ayudas del Fondo Europeo post- Covid-19, a través del cual solicita 7.200 millones de euros. “Estamos en proceso de analizar las últimas respuestas recibidas de las autoridades húngaras, que llegaron el viernes”, afirma la portavoz comunitaria Arianna Podesta.

No obstante, a pesar de encontrarse en la cuenta atrás, Bruselas puede considerar pedir al Gobierno de Viktor Orban hasta una prórroga de dos meses para finalizar el proceso de evaluación del plan húngaro. De hecho, Bruselas recalca que Orban ha sido informado y que existe un dialogo con las autoridades del país. Sin embargo, la tensión entre Bruselas y Budapest ha saltado por los aires debido a la nueva ley que el Ejecutivo húngaro ha puesto en marcha y que discrimina y estigmatiza al colectivo LGTBIQ.

Por ejemplo, algunas de las medidas que ha tomado el Gobierno de derechas de Orban pasan por prohibir la “promoción” de la homosexualidad y el cambio de sexo para menores de 18 años. Además, las empresas no podrán mostrar apoyo público a los homosexuales e incluso los libros de literatura clásica podrían ser retirados de los programas escolares si se considera que contravienen la ley.

En cuanto a los medios audiovisuales, éstos podrán tener problemas si por el día presentan películas donde se visibilicen personajes homosexuales o la bandera del aucoiris. Hungría vuelve a la televisión en blanco y negro.

Precisamente estas medidas de carácter social han hecho que se acentúen, aún más si cabe, las diferencias que ya de por sí mantenían el Gobierno de Viktor Orban y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, que calificó la ley de “vergonzosa”. La legislación “contraviene los valores de la Unión Europea”, advierte Von der Leyen, que solicita a Budapest “rectificar” o “enfrentar las consecuencias”. Estas consecuencias pueden impactar, por ejemplo, en los fondos de recuperación europeos. 

De momento, la Comisión Europea ha dado el visto bueno a 12 planes nacionales, entre los que se encuentran el de España, Italia, Francia o Alemania, entre otros. Posteriormente será el Consejo quien decida desbloquear las ayudas y apoyar a los Estados miembros durante esta crisis sanitaria y económica. Según el Ejecutivo comunitario, la prioridad es asegurar que las medidas previstas cumplan con los objetivos fijados para el fondo de recuperación y que se realice un buen uso de esos recursos.

Total
8
Shares
Artículos relacionados
Total
8
Share