Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Así afectan las terapias de conversión a la salud de las víctimas: “Te llegan a medicar para que te baje la libido y así decir que estás curado”

La ley LGTBI que está en trámite parlamentario quiere prohibir las terapias de conversión. Hablamos con víctimas y expertos sobre las consecuencias de someterse a un tratamiento que se ha demostrado que es no solo ineficaz, sino dañino

Daniel* no recuerda qué puso exactamente en el buscador de Google, pero se acabó topando con la página web de una organización que aseguraba que el deseo sexual se podía controlar: “No hablaba explícitamente de curar la homosexualidad, pero el objetivo era ese”, cuenta a Newtral.es esta víctima superviviente de las terapias de conversión en España.

Una vez se registró en la web, comenzaron a enviarle contenido: “Decían que la homosexualidad  era consecuencia de una madre sobreprotectora y de un padre ausente; también de un entorno muy femenino o por haber sufrido abusos en la infancia. Al final acabas sintiéndote identificado porque son cosas muy genéricas”, explica Daniel a Newtral.es. 

El grupo religioso en el que recayó Daniel organizaba convivencias y charlas donde les contaban, entre otras cosas, que los hombres gais se contagian de VIH con toda probabilidad: “Juegan con el miedo”, apunta esta víctima. A él, tal y como relata, llegaron a practicarle exorcismos, pero, en su experiencia, lo peor llegó cuando le derivaron a un psiquiatra: “Te llegan a medicar para que te baje la libido y así decir que estás curado porque no tienes deseo sexual. A mí me dieron ansiolíticos pero también un sustitutivo del litio indicado para el trastorno de bipolaridad”.

El malestar llegó a tal punto que Daniel decidió acudir a su médico de cabecera, a quien le contó su caso, ya que hasta entonces no había compartido con nadie lo que estaba viviendo: “Me ayudó a ponerle palabras a esta violencia y a salir de ahí”, reconoce.

Consecuencias psicológicas y pérdida del entorno

También Fran* fue víctima de las terapias de conversión en España. Como cuenta a Newtral.es, todo comenzó cuando le contó a un sacerdote que le atraían los hombres: “Me dice, sin ser agresivo, que vivo un error, que se puede cambiar y que todo hombre ha sido creado para amar a una mujer. Me dijo que había gente dispuesta a ayudarme”. 

El sacerdote le puso en contacto con una organización religiosa que, poco a poco, le obliga a romper con su entorno: “Te hacen juntarte solo con gente de la organización haciéndote sentir que son tus amigos y familia la que te hace ser gay, y que eso está mal. Quieren que sientas que fuera de ahí estás solo. El proceso de iniciación consistía en contarle toda tu vida al líder, escribirlo todo y quemarlo, para después hacer como un funeral de tu pasado. Entierras lo quemado y le pones hasta una lápida. También tienes que pagar obligatoriamente una consulta semanal con una psicóloga de la organización”, explica Fran.

Él también logró sobrevivir a la terapia de conversión pero todavía está recuperándose del daño: “Cuando sales, estás desvinculado de tu realidad. Te encuentras solo porque has tenido que expulsar a todo el mundo”.

El pasado mes de junio, el Europarlamento publicó un informe sobre las terapias de conversión en España y en otros Estados miembros. En el documento, el Parlamento Europeo reconoce que “no hay datos ni estadísticas sobre estas prácticas en la Unión Europea, entre otras cosas porque a menudo se realizan en secreto”. “Se estima que al 5% de la comunidad LGTBIQ le han ofrecido terapias de conversión y que el 2% se han sometido a ellas”, añade el informe. También apunta que “las cifras podrían ser mucho más altas”.

En su reporte, el Parlamento Europeo también se hace eco de las consecuencias probadas para las víctimas, tales como “pensamientos suicidas e intentos de suicidio, autolesiones, depresión, ansiedad y odio hacia uno mismo”.

Terapias de conversión: no solo ineficaces, también dañinas

En conversación con Newtral.es, la psicóloga sanitaria Amanda Melià, especializada en acompañamiento a víctimas de terapias de conversión en España, señala que “estas terapias no solo no son efectivas, sino que no son inocuas”: “Hay secuelas psicológicas como ansiedad y depresión, que en muchos casos se cronifican. También surgen problemas alimenticios a raíz del daño causado. El deterioro es grande”. 

Así lo señala también la Asociación Americana de Psicología (APA) al afirmar “que no solo son ineficaces, sino que son dañinas”, a pesar de lo cual “siguen siendo legales en muchos países”, denuncia la APA

Melià explica que “las organizaciones que llevan a cabo estas terapias violentas usan la amenaza del abandono”: “Les dicen que si recaen, se quedan solos. Eso es tortura y cualquier persona hará lo que sea para no estar solo. Los supervivientes a menudo se encuentran sin redes de apoyo, con una gran desconfianza en profesionales de la psicología de la psiquiatría por quienes les han tratado en estas organizaciones. Viven en un constante estado de alerta y acarrean muchos problemas con su sexualidad”, añade esta psicóloga general sanitaria.

En esta línea se pronunciaba el experto independiente de la ONU Víctor Madrigal-Borloz al señalar que estas prácticas son “inherentemente discriminatorias, crueles, inhumanas y degradantes y que, según el grado de dolor físico o mental infligido a la víctima, pueden equivaler a formas de tortura”.

La legislación y las terapias de conversión en España

El experto independiente de la ONU definía las terapias de conversión como diferentes fórmulas: “La intervención psicoterapéutica basada en la creencia de que la diversidad sexual o de género tiene su origen en una crianza o experiencia anormal”, pero también “las prácticas médicas basadas en la teoría que considera que la diversidad sexual o de género es una disfunción biológica inherente”, así como “las intervenciones basadas en la fe, que actúan bajo la premisa de que hay algo intrínsecamente maligno en la orientación o identidad de género diversas”. 

El informe del Europarlamento las conceptualiza como “cualquier tratamiento destinado a cambiar la orientación sexual o la identidad de género de la persona”. “Se utilizan muchos enfoques diferentes para lograr el efecto deseado, incluyendo psicoterapia, medicación, terapia de electroshock, tratamientos aversivos y exorcismo”, añade el documento. 

Saúl Castro, abogado, presidente de No Es Terapia y autor del libro Ni enfermos ni pecadores (2022) sobre las terapias de conversión en España, las define como  “cualquier intervención o práctica dirigida a eliminar, reducir o suprimir la orientación, la identidad o la expresión de género para acomodarlas a los cánones cisheternormativos imperantes”. 

En conversación con Newtral.es, Castro recuerda que hay ocho comunidades autónomas (Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Aragón, La Rioja, Cantabria, Castilla-La Mancha y Canarias) que a través de sus leyes persiguen estas prácticas mediante un régimen sancionador. Otras cuatro, Navarra, Baleares, Murcia y Cataluña,  las prohíben pero no las sancionan, “por lo que no sirve de nada”, añade el abogado.

Hasta ahora, solo se ha sancionado a una persona en España por llevar a cabo terapias de conversión, pero finalmente fue absuelta después de que ella recurriese. La terapeuta en cuestión, Elena Lorenzo, fue denunciada poco después de que en Madrid se aprobase la ley LGTBI, en 2016. La Comunidad llegó a sancionar a la denunciada con una multa de 20.001 euros por realizar terapias de conversión, pero recurrió ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Madrid.

Este órgano resolvió anular la sanción no porque no considerase que los hechos por los que había sido sancionada no constituyesen una infracción, sino porque consideraba que la administración había cometido fraude de ley al haber dilatado el proceso, tal y como expone la sentencia

“El TSJ dictó sentencia a mediados de 2021 señalando que la administración violó el derecho de defensa de esta persona porque no se respetaron las normas procesales al haber dilatado tanto el procedimiento de información previa, que fue de 31 meses. El TSJ señala, con toda la razón, que a la investigada no se le permitió conocer los hechos por los que era investigada ni ejercer su legítima defensa, por lo que anuló la sanción”, explica el abogado Saúl Castro.

La ley LGTBI y trans, en trámite parlamentario, quiere prohibir las terapias de conversión en España

El proyecto de ley LGTBI y trans pasó a trámite parlamentario el mes pasado y en él se contempla la prohibición de las terapias de conversión en España: “Se prohíbe la práctica de métodos, programas y terapias de aversión, conversión o contracondicionamiento, en cualquier forma, destinados a modificar la orientación o identidad sexual o la expresión de género de las personas, incluso si cuentan con el consentimiento de las personas interesadas o de sus representantes legales”.

El proyecto normativo establece un régimen sancionador según el cual, las terapias de conversión se considerarían infracciones muy graves. Pero, como apunta Castro, “no se criminalizan en tanto que no se contempla una reforma del Código Penal para tipificar las terapias de conversión como delito”. 

Para este abogado especializado en combatir las terapias de conversión en España, “las sanciones no son eficaces ni disuasorias”: “A Elena Lorenzo la multaron e hizo un crowdfunding para pagar la multa”. 

“Una condena con pena de cárcel cambia las cosas. Aunque no ingreses en prisión, ya te quedan antecedentes penales, y, además, otorga mayor protección a las víctimas, ya que por la vía penal pueden ser acusación particular y declarar de forma protegida contra sus victimarios”, añade Castro.

Este abogado y presidente de No Es Terapia recuerda que “una parte importante de las víctimas son menores y adolescentes”. Algo que también señala la psicóloga Amanda Melià: “En menores el riesgo es tremendo, ya que son los padres quienes buscan someterles a estas terapias. Están creciendo y sus progenitores son sus personas de referencia, por lo que el daño es incluso mayor”, concluye.

*Los nombres de Daniel y Fran han sido modificados a petición de los entrevistados para preservar su intimidad

Fuentes

Bans on conversion ‘therapies’ The situation in selected EU Member States (informe del Parlamento Europeo, 2022)

The Case Against Conversion “Therapy”: Evidence, Ethics, and Alternatives (Asociación Americana de Psicología, 2022)

Informe sobre terapias de conversión del experto independiente de la ONU Víctor Madrigal-Borloz (2020)

Poder Judicial

Saúl Castro, abogado, presidente de No Es Terapia y autor del ensayo Ni enfermos, ni pecadores (2022)

Amanda Melià, psicóloga sanitaria especializada en acompañamiento a víctimas de terapias de conversión en España

Testimonios de dos víctimas de terapias de conversión en España

Total
4
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Orden EFP/755/2022, de 31 de julio, por la que se establece el currículo y se regula la ordenación del Bachillerato en el ámbito de gestión del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Extracto de los apartados sobre religión confesional Artículo 31. Título de Bachiller. 4. El título de Bachiller será único y se…
Total
4
Share