Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Movilización en defensa de la educación pública

Andalucía por la Enseñanza Pública señala que en Córdoba hay un 43,48% de centros privados-concertados

Del total de 890 centros cordobeses, hay 210 centros con nombres y denominación claramente religiosa

El colectivo Andalucía por la Enseñanza Pública ha elaborado un análisis de los 7.940 centros educativos andaluces de las enseñanzas no universitarias siguientes correspondientes a centros de música, martes plásticas, danza, diseño, deportivas, centros de Educación Infantil, Primaria, Secundaria Obligatoria, Pos-obligatoria, rurales, conservatorios, escuelas de arte, de idiomas, de Educación Especial, Permanente y de convenios, tanto públicos como privados-concertados.

De ese total, 890 (es decir, el 11,21% del total) están en la provincia de Córdoba, de los que 503 son públicos (el 6,34% del total andaluz y el 56,52% del total cordobés). Centros concertados-privados en Córdoba son 387, es decir un 4,87% del total de los centros andaluces y un 43,48% de todos los centros que hay en Córdoba.

En la provincia cordobesa hay, igualmente, 210 centros con nombres y denominación claramente religiosa (eso supone el 23,60% de los provinciales), de los que 88 (el 9,89% de la provincia) son públicos y 122 (el 13,71%), privados. El total de centros sin denominación religiosa es de 504 (el 56,62% del total) y de ellos 265 (el 29,78% del total de centros provinciales) son privados y 239, públicos.

Según este colectivo, de los 7.940 centros, 4.672 (el 58,84%) son públicos y 3.268 son privados-concertados (41,16%). Comparando el dato con la cifra de centros que da la Consejería de Educación en su Revista La Educación en Andalucía Datos y Cifras 2021-2022 se aprecia una gran diferencia. Así, los datos oficiales hablan de 7.133 centros en Andalucía, de los cuales 4.560 son públicos y 2.573 son privados-concertados, lo que da una ratio de centros de 63.93% públicos frente a un 36,07% de privados-concertados. “Lejos de nuestros datos, que son 58,84% públicos y 41,16% privados-concertados”. Los datos de la Consejería de hace solo dos años marcaban un porcentaje de 64,95% públicos y 35,05% de privado-concertados.

Por provincias, Sevilla está en el 48,56% de centros privados-concertados, y lo mismo pasa con Málaga y Córdoba que sobrepasan la media. “Está claro que se reduce lo público a favor de lo privado-concertado”.

El análisis elaborado por Andalucía por la Enseñanza Pública no incluye el alumnado repartido por esos centros, ya que la Consejería de Educación “no quiere proporcionarnos los datos que por la ley de transparencia son públicos”, de modo que han interpuesto una denuncia ante el Consejo de Transparencia y Protección de datos de Andalucía.

Pues bien, tras haber analizado los centros andaluces que tienen un nombre con referencias religiosas, o mejor dicho con referencias a la Iglesia Católica, y casi 50 años después de haber la dictadura franquista y el nacionalcatolicismo, “vemos que la institución donde se forman a nuestros jóvenes andaluces tienen como nombre una exaltación de nombres de católicos, ya sea ‘Virgen’, ‘Santo’, ‘Santísimo’, ‘Santa’, ‘San’, ‘Sagrado’, ‘Sagrada’, ‘Pío’, ‘Nuestro Padre’, ‘Nuestra Señora’, ‘Niño Jesús’, ‘Monseñor’, ‘Misioneras’, ‘María Inmaculada’, ‘María Auxiliadora’, ‘Madre de’, ‘La Purísima’, ‘La Presentación’, ‘La Milagrosa’, ‘La inmaculada’, ‘La Blanca’, ‘La Asunción’, ‘Jesús’, ‘Inmaculado’, ‘Inmaculada’, ‘Espíritu’, ‘El Salvador’, ‘El Pastorcito’, ‘El Divino’, ‘El Corazón’, ‘El Arcángel’, ‘Dulce Nombre’, ‘Divino’, ‘Cristo’, ‘Corpus’, ‘Corazón’, ‘Compañía’, ‘Cardenal’, ‘Bienaventurada’, ‘Ave María’ o ‘Ángel de’, por citar algunos.

Para ser honestos, el colectivo reconoce que la mayoría de los centros privados-concertados son religiosos, por lo que es comprensible que tengan dichos nombres, “aunque alguno hasta puede dar miedo”, señalan en su nota, pero “lo que no parece lógico es que los 1.692 centros que tienen nombres de la religión Católica en Andalucía 743, un 21,31% de todos los centros andaluces, sí”, y eso supone casi la cuarta parte, y, además, no son todos so privados-concertados, sino casi mitad y mitad, con 743 públicos un 9,36% del total, y 949 privados-concertados, un 11,95 % del total.

Si se compara por provincias, Jaén es la que se puede considerar que es más “católica, apostólica y romana”, ya que de sus 192 Centros que tienen nombres religiosos el 27,99% de todos sus centros, 114 (un 16,62%) son públicos y 78 (un 11,37%) son privados-concertados.

La media de los centros con nombres religiosos son 743, un 21,31% de todos los centros de Andalucía, pero las provincias, aparte de la de Jaén, como Almería tiene 74 en centros públicos y 43 en centros privados-concertados y Huelva tiene 55 en centros públicos y 50 en centros privados concertados, es decir tiene más centros públicos con nombres religiosos, el mundo al revés.

Por último, por población el análisis indica que hay 38 donde todos sus centros tienen nombres religiosos: Cuatro en Almería (Alhabia, Félix, Lubrín y Suflí), cinco en Córdoba (El Guijo, Fuente La Lancha, Fuente-Tójar, San Sebastián de Los Ballesteros y Santa Eufemia), 14 en Granada (Benalúa de las Villas, Calicasas, Chimeneas, Cortes de Baza, Cuevas del Campo, Darro, Dehesas Viejas, Domingo Pérez de Fornes, Morelábor, Nívar, Orce, Torre-Cardela y Trevélez), 10 en Jaén (Aldeaquemada, Chiclana de Segura, Frailes, Higuera de Calatrava, Hornos, Iznatoraf, Larva, Montizón, Santiago de  Calatrava y Villardompardo), uno en Málaga (Comares), y tres en Sevilla (El Garrobo, Lora de Estepa y San Nicolás del Puerto).

Según Andalucía por la Enseñanza Pública, “la mayoría de estas poblaciones su alcaldía la tienen partidos que dicen ser progresistas, pero al parecer con la iglesia hemos topado”. Eso significa que “seguimos en nuestra Andalucía con las tradiciones ancestrales que nos han inculcado muy bien el siempre nacionalcatolicismo, ¿es que no hay nadie en el pueblo que haya tenido una trayectoria importante en algo, aunque sólo sea de buena persona, para que sea recordado llevando el centro escolar su nombre, ¿hace falta que nuestros centros escolares estén repletos de los nombres de personajes, leyendas, ritos, estatuas o tradiciones de una religión determinada como la católica en una sociedad laica como la española?”.

A modo de ejemplo, el colectivo añade una anécdota que señala que un alumnado de sexto de Primaria de la población de El Garrobo (Sevilla) le preguntó a su profesor el motivo por el que su centro se llamaba Virgen de la Estrella, a lo que el hombre, “como si fuera un catequista”, respondió que era porque “desde 1601 es la patrona del pueblo que le libró de grandes epidemias; es, además, alcaldesa perpetua de la ciudad y tiene la medalla de oro y el bastón de mando de la villa, y, por si fuera poco, es la que garantiza que tu padre tenga trabajo y te dé de comer todos los días”. El alumnado pensó un momento y le respondió “pero si mi padre está en el paro desde hace años y almuerzo en el cole sin coste alguno porque tengo la bonificación del 100%”, a lo que le volvió a responder: “Bueno, es que ahora está muy ocupada solucionando la guerra de Ucrania”. El alumnado en bajito le dijo a su compañera: “Creo que el profe está chocheando”.

Anécdotas aparte, el colectivo recuerda que el profesorado puede modificar esos nombres, ya que tienen mayoría en los consejos escolares, que son los que pueden cambiarlos, y no lo hacen, y también los padres y madres de los consejos escolares que también pueden proponerlos, y no lo hacen tampoco.

Los ficheros con los datos, están a la disposición de la ciudadanía que los puede solicitar en escuelapublica@andaluciajunta.es.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share