Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil pide “transparencia” a la Iglesia

El Alto Comisionado para la lucha contra la Pobreza Infantil, Ernesto Gasco, que denunció haber sufrido abusos sexuales en la infancia en un colegio religioso, ha pedido a la Iglesia Católica española “transparencia” sobre los casos de pederastia, advierte de que los pasos que ha dado son “insuficientes” y le sugiere que haga un llamamiento a todos los grupos políticos para alcanzar un Pacto de Estado en esta materia.

“La Iglesia Católica ha dado pasos pero esos pasos todavía son insuficientes”, ha declarado Gasco en una entrevista con Europa Press, al tiempo que ha lamentado que “a día de hoy se sigue intentando más esconder que dar luz”.

   Por ello, ha pedido a la institución “transparencia” para que no se vuelvan a repetir los abusos en el seno de la Iglesia. “Lamentablemente, a día de hoy se sigue intentando más esconder que dar luz. Lo que yo sufrí lo sufrí y ya está, pero para acabar con estas situaciones tiene que haber mucha luz y transparencia para que quien pretenda volverlo a hacer no se atreva, porque es sobre esos abusadores sobre los que debe caer la vergüenza, no sobre las víctimas”, ha subrayado el Alto Comisionado.

   Según ha detallado, cuando reveló su caso, recibió un mensaje del obispo de San Sebastián, al cual muestra su “agradecimiento”, pero dice no haber recibido “ninguna carta por parte del centro” educativo. “Se pueden hacer muchas cosas para reparar el dolor que se puede causar, muchas veces son gestos de acompañamiento o de una palmada, un cierto reconocimiento”, ha declarado.

   Con motivo de la reciente aprobación de la Ley de protección a la infancia y adolescencia frente a la violencia, que amplía el plazo de prescripción de los delitos sexuales contra menores –que empezará a contar cuando la víctima cumpla 35 años y no 18–, Gasco ha precisado que en su caso no podría denunciar porque sufrió los abusos cuando tenía 6 ó 7 años y el próximo mes cumple 58.

   En todo caso, valora como “muy positivo” que se haya ampliado este plazo y destaca la importancia de dar testimonio para que los niños y niñas que puedan estar sufriendo abusos en estos momentos, sepan identificarlos y denunciarlos.

   “Para las personas para las que ha pasado tanto tiempo como es mi caso, entiendo que podemos ayudar a los menores que ahora lo están padeciendo, dando testimonio para que ellos puedan entender lo que les está sucediendo, porque cuando eres tan pequeño no sabes lo que te está sucediendo”, ha explicado.

UN ‘YO SÍ TE CREO’ A LOS NIÑOS VÍCTIMAS DE ABUSOS

   De la nueva ley de protección a la infancia, Gasco también destaca el hecho de que los menores solo tengan que declarar una vez en el juzgado, gracias a la prueba preconstituida, porque es como decirles: “Yo sí te creo”.

   En este sentido, ha reconocido que, para él, hacer público que había sido víctima de abusos en la infancia, fue “lo más difícil” que ha hecho en su vida política, porque era algo “muy personal” y “porque en el fondo sigues sintiendo vergüenza”. “Es una cosa difícil, terrible, porque en el conjunto de la sociedad es verdad que lo vemos mal, que no nos gusta, pero nos falta todavía esa empatía con la víctima, que en otros campos sí se da”, ha señalado.

   También ha lamentado que “sigue habiendo grupos políticos”, en este caso “Vox” que “está en contra o que lo niega” y les ha pedido “un poco mas de reconocimiento de la realidad, que se pongan más del lado de las víctimas”.

REPARACIÓN MORAL Y ECONÓMICA

   En cuanto a si la Iglesia Católica debería compensar económicamente a las víctimas, Gasco cree que depende del caso y de la repercusión que esos abusos hayan tenido sobre la víctima, aunque admite que “el dinero no te compensa” y que es más importante “una reparación pública y moral”.

   “Cuando es un hecho moral el dinero no te compensa, dependerá de la repercusión que haya tenido. Si te ha repercutido en un trastorno psíquico, te ha imposibilitado para tener un buen aprendizaje o no te ha facilitado una inserción laboral, es obvio que hay que compensar, en otros casos no, pero la reparación pública y moral es mucho más importante que la económica”, ha añadido.

   Por todo ello, el Alto Comisionado contra la Pobreza Infantil ha instado a la Iglesia Católica en España, “que tiene su peso social y político”, a “hacer un llamamiento a todos los partidos políticos para que haya un Pacto de Estado en esta materia”, pues “aunque hay un consenso muy amplio, no es total”.

Total
123
Shares
Artículos relacionados
Total
123
Share