Alternatiba cree «decimonónico» que Celaá vea la necesidad de aclarar su política educativa con el obispo Munilla

Alternatiba califica de «bochornosas» las declaraciones de Celaá en las que reconoce haber llamado por teléfono al obispo de San Sebastián para pedirle audiencia

Alternatiba ha criticado que la consejera de Educación, Universidades e Investigación, Isabel Celaá, se quiera reunir con el obispo de San Sebastián, José Ignacio Munilla, para aclarar aspectos de la política educativa del país, ya que "esta actitud evidencia que el PSE sigue teniendo un concepto decimonónico del ejercicio público y no ha asumido la separación entre iglesia y Estado".
En un comunicado, el portavoz de Alternatiba, Oskar Matute, ha calificado de "bochornosas" las declaraciones de Celaá en las que reconoce haber llamado por teléfono al obispo de San Sebastián para pedirle una cita tras la polémica surgida durante las celebraciones religiosas del día de San Ignacio, "un acto al que una consejera ni siquiera debería haber ido en un Estado laico".
En este sentido, Matute ha subrayado que "la presencia del poder civil" en ceremonias religiosas como la presidida por Munilla "no hace sino de altavoz de los mensajes más rancios de un obispo que se jacta de curar a homosexuales". Por ello, ha solicitado a la consejera de Educación que "se abstenga de tratar sobre políticas de educación con un prelado con semejantes ideas trasnochadas".
Alternatiba ha insistido en que "los cargos públicos no deben asistir a actos religiosos en calidad de representantes institucionales, ya que, en una sociedad aconfesional, las Administraciones no deben ofrecer ningún tipo de adhesión a ningún culto, por mucho que fuera el oficial en un tiempo pasado".
"Sabíamos que el PNV tiene lazos históricos con la iglesia, pero vemos que la señora Celaá y el PSE tienen la necesidad de pedir audiencia al obispo para hablar de política. Es anacrónico forense", ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...