Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

Algunos comentarios en la participación abierta de Gijón sobre el reglamento de laicidad

Os dejamos con los comentarios de algunos ciudadanos en la participación abierta sobre el reglamento de laicidad de Gijón. Recordamos a los empadronados en Gijón que pueden participar. Por supuesto, la consulta se ha llenado de comentarios escritos a favor de la laicidad y “trolls” se han dedicado a marcar como negativos todos los comentarios a favor del laicismo sin ofrecer ningún argumento en contra.

Cómo crees que han de ser las relaciones entre el Ayuntamiento y las diferentes confesiones religiosas?
Esas relaciones han de estar soportadas en los principios de:
· Separación entre los poderes públicos y las religiones
· Neutralidad frente a todas las religiones y creencias
¿Qué cuestiones crees que sería necesario incluir en una regulación del uso de espacios públicos y edificios municipales, para garantizar el mandato constitucional de neutralidad religiosa?
La neutralidad municipal exige:
· Los actos religiosos no tendrán la consideración de oficiales
· Ausencia de simbología religiosa en los edificios municipales
· Los actos públicos se celebrarán sin connotaciones religiosas

Debemos actuar como un estado aconfesional, que es lo que figura en la Constitución

Los actos religiosos deben formar parte de la vida privada, nunca de la vida pública ni de ningún acto que se costee con dinero de los contribuyentes

Los espacios públicos y edificios municipales deben ser utilizados por las distintas opciones religiosas de la misma manera que son usados por otras entidades y asociaciones de carácter no religioso. No deben tener ningún tipo de prioridad ni privilegio.

Los espacios públicos y edificios municipales deben ser utilizados por las distintas opciones religiosas de la misma manera que son usados por otras entidades y asociaciones de carácter no religioso. No deben tener ningún tipo de prioridad ni privilegio.

Los espacios públicos y edificios municipales deben ser utilizados por las distintas opciones religiosas de la misma manera que son usados por otras entidades y asociaciones de carácter no religioso. No deben tener ningún tipo de prioridad ni privilegio.

Me parece estupendo. El que quiera estar en una secta, que lo esté, pero en el lugar dedicado a ella, sus lugares de culto. Y desde luego que lo pagen de su bolsillo, no con dinero público. ¿A caso, el que tiene como religion el futbol, no paga por ser socio de su equipo?, no creo que la cuota se la pague el ayuntamiento. No forma parte de la cultura ni de la tradición de muchísima gente, y cada vez menos personas están por la labor de vivir sometidas a creencias, no aportan nada a la sociedad y lo único que hacen es sembrar el odio entre confesiones, ¿o no lo vemos todos los días?. A si, que están muy bien, separar lo religioso de lo laico, que lo primero dejo de ser “obligatorio” hace mucho tiempo. Y no confundir religion con fiestas, que supongo que se podrá pedir permiso y pagar por usar, igual que las terrazas, la calle para la procesion, que dan mucho dinero ¿no?, ale a seguir…

La regulación actual da una solución plenamente satisfactoria al uso de espacios públicos por las confesiones religiosas, es decir, pueden acceder a ellos en pie de igualdad con las demás entidades y, en general, personas. Creo que esa es la regulación adecuada. Por otra parte, uno de los principales aspectos de esta cuestión, que es el empleo de dependencias municipales para la impartición de clases de religión en los colegios públicos está fuera del ámbito competencial municipal, pues aunque los colegios son de titularidad municipal, su gestión, en este aspecto, corresponde a la comunidad autónoma. Las entidades religiosas y sus integrantes no deben tener privilegios, sino los mismos derechos y deberes que lo demás ciudadanos. La normativa actual ya asegura este principio, sin que para ello sea necesario el Reglamento de laicidad

Las entidades religiosas y sus integrantes no deben tener privilegios, sino los mismos derechos y deberes que lo demás ciudadanos. La normativa actual ya asegura este principio, sin que para ello sea necesario el Reglamento de laicidad

En mi opinión, las relaciones entre el Ayuntamiento y las confesiones religiosas (sin excepción) deben basarse en un absoluto respeto a la laicidad, tanto en lo que se refiere a la utilización de espacios públicos como a la presencia y/o intervenciones de las autoridades locales en cualquier acto de carácter religioso. 
Conviene no olvidar que el Ayuntamiento -en este caso el de Gijón-, al igual que cualquier otra institución pública debe basar sus actuaciones en el respeto a la vigente Constitución democrática en la que se señala el carácter no confesional, sin excepciones, del estado español.
Considero por tanto que la propuesta del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Gijón respeta escrupulosamente ese mandato constitucional y por eso lo apoyo

Puedes participar en la encuesta sobre el Reglamento de Laicidad en este enlace si estás empadronado en Gijón.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Libres en serio

Hoy empieza a ser verdad la eutanasia en este país. Hoy empieza el fin de las cadenas perpetuas…
Total
2
Share