Alcalde (PSOE) de San Vicente de la Barquera (Cantabria): “Puedes ser más religioso o no pero la Virgen de la Barquera que no nos la toque nadie”

Este fin de semana, San Vicente de la Barquera volverá a sentir por cada calle, cada peldaño, cada ola del mar y dentro de cada pejín el “fervor” que sienten todos por su fiesta más grande, La Folia.

Esta festividad se celebra todos años, el segundo domingo después de Pascua, con grandes actividades que duran todo el fin de semana y que culminan con una procesión marinera de exaltación a la Virgen de la Barquera.

Esta peregrinación en alta mar es el punto final con el que cada año finalizan las fiestas, que sucede el domingo por la tarde. Previamente, la tarde del sábado anterior, la Virgen recorre el camino en procesión por tierra, desde su santuario, que está situado a la entrada del puerto, hasta el templo parroquial, vistiendo un manto de luto sobre manto un manto azul. El día de la fiesta, el domingo, la Virgen luce un manto azul.

“Es la fiesta más importante y con más fervor que se vive en San Vicente”, explica a EL FARADIO DE LA MAÑANA el alcalde de la localidad, Dionisio Luguera, que defiende que “puedes ser más religioso o no pero la Virgen de la Barquera que no nos la toque nadie”.

Luguera revela que cada año hay colas para ser picayos y picayas, los que portan a la Virgen y las que la cantan. “Creo que el 90% de los barquereños ha participado algún año como picayos, lo que muestra que es un referente”.

También es un impulso para el turismo y la hostelería, que esperan con ansias la fecha cada año. “Ahora mismo ya está todo reservado en los restaurantes”, cuenta el regidor, que insiste en que el número de visitantes durante ese fin de semana crece año tras año.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...