Agresión islamista en París a una dramaturga por una obra crítica

Unos extremistas rocían con gasolina y lanzan una colilla a una autora teatral La pieza es un alegato contra el machismo y la corrupción en Argelia

El frío de este riguroso invierno parisino evitó que el fuego prendiera en su rostro. El martes, Rayhana fue rociada con gasolina por unos extremistas islámicos, que le echaron una colilla encendida. ¿La razón? Haber escrito una obra de teatro, actualmente en cartel, en la que un grupo de mujeres argelinas reunidas en un hamam (baños turcos) hablan de sus problemas y critican el machismo del que son objeto en su país. La agresión ha levantado una oleada de indignación en Francia.
La dramaturga, que también es actriz y actúa en la obra, iba al teatro cuando fue asaltada por unos desconocidos. Tras refugiarse en el centro cultural La Maison des Métallos, donde se representa su pieza, fue a denunciar lo ocurrido a la comisaría y, esa misma noche, volvió a subir al escenario para demostrar a sus agresores que no se deja amedrentar.
Unos días antes, Rayhana, de 45 años, había sido amenazada. «Dos hombres me trataron en la calle de puta y de infiel», ha explicado la artista. «Es una advertencia», la previnieron. La dramaturga, de origen argelino, admite que en sus diálogos «hay una auténtica libertad de tono que quizá puede molestar a algunos hombres musulmanes». Titulada A mi edad, me escondo para fumar, la pieza aborda de forma cruda y directa algunos de los tabús de la sociedad argelina como el integrismo o la corrupción de los militares.
La calle donde se encuentra el teatro de La Maison des Métallos, en el distrito XI, es considerada por la policía un enclave islamista. Justo en frente hay una mezquita conocida por su tendencia radical. En los alrededores se encuentra una de las pocas tiendas de París donde se vende el burka, el velo integral que utilizan algunas musulmanas radicales.
Desde ayer, Rayhana tiene protección policial y las representaciones se desarrollan bajo la protección de cuatro agentes de seguridad del Ayuntamiento, propietario del teatro. Desde hace días, el centro cuelga el cartel de completo. El mundo de la cultura y la clase política han expresado su apoyo a la artista y condenado con firmeza el ataque. Desde el ministro de Cultura, Frédéric Mitterrand, a la secretaria de Estado para las Ciudades, Fadela Amara, de origen argelino. «Esta agresión nos recuerda desgraciadamente que la lucha por la emancipación de las mujeres y contra el oscurantismo sigue de actualidad», dijo Amara.

«INDIGNO» / El Ministerio de Exteriores ha calificado lo ocurrido de «indigno» y de «extrema gravedad». La secretaria de Estado para la Familia, Nadine Morano, ha llamado a los franceses a movilizarse «para que cesen los atentados odiosos a la dignidad de la mujer».
Ante la gravedad de los hechos y a causa de su dimensión político-religiosa, la investigación ha sido confiada a la sección antiterrorista de la brigada criminal. Rayhana, que abandonó su país natal por la presión islamista para refugiarse en Francia, no piensa dar su brazo a torcer. Cuatro días a la semana interpreta su papel de joven embarazada atrapada entre la miseria y las redes de una sociedad opresiva.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...