22 países europeos ya no castigan como delito ni la blasfemia ni la ofensa a los sentimientos religiosos

Los irlandeses decidieron, en un referéndum, despenalizar la blasfemia. De los 47 países del Consejo de Europa, en 25 está penalizada la blasfemia o la ofensa a los sentimientos religiosos, mientras que en 22 no es delito
En España, el delito de ofensa a los sentimientos religiosos se recoge en el artículo 525 del Código Penal con el concepto de “escarnio” que, según explica Joaquín Urías, “es un delito de blasfemia típico europeo”

Irlanda, país de tradición católica, no era una excepción en Europa. El delito de blasfemia, definido como tal, continúa vigente en ocho países –Austria, Dinamarca, Finlandia, Grecia, Italia, Liechtenstein, Holanda y San Marino–, según recogió el Consejo de Europa en un informe que analiza la situación en los 47 países que forman parte de dicho organismo. A ellos habría que sumar 22 Estados que contemplan delitos relacionados con las ofensas religiosas, aunque su tipificación no emplee el término de “blasfemia”.

Junto a España, otros 21 países recogen el mismo delito. Según el Consejo de Europa son Croacia, Chipre, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Alemania, Grecia, Islandia, Italia, Lituania, Holanda, Noruega, Polonia, Portugal, Rusia, Eslovaquia, Suiza, Turquía, Andorra, Ucrania y Reino Unido.

La explicación es que ese “ánimo de ofensa” es muy difícil de demostrar, según añade Antonio Gómez Movellán, presidente de Europa Laica. “Es el problema que hay, que el delito choca con la libertad de expresión“, explica. Por ello, a su juicio, el delito contra los sentimientos religiosos, por estar “mal planteado, no debería existir”.

….

Seguir leyendo en InfoLibre

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...