EUPV y las entidades Valencia Laica y Avall comienzan una campaña por la laicidad del ámbito público

La coordinadora de EUPV, Rosa Pérez Garijo, ha mantenido un encuentro con responsables de las entidades Valencia Laica y Avall, para perfilar una serie de iniciativas encaminadas a avanzar en la laicidad de la sociedad valenciana, especialmente en sus instituciones. Tal y como expresa Rosa Pérez, “vivimos en un estado aconfesional pero estamos todavía bien lejos de llegar a una laicidad real sin privilegios de ningún tipo para ninguna religión. Por eso, consideramos muy importante que el trabajo institucional de EUPV avance de forma decidida en el objetivo de conseguir una sociedad basada en la libertad de conciencia, que tendría que empezar por una neutralidad en las instituciones”.

Entre las propuestas surgidas del encuentro destaca la presentación de una moción al respecto a todos los ayuntamientos valencianos, un texto que “también remitiremos a nuestra organización federal para extender el trabajo a todos los municipios del Estado”, remarca Pérez. La coordinadora general de EUPV subraya que “se abre un nuevo tiempo en la política estatal después de la moción de censura, y es hora de demostrar que el retroceso social provocado por el PP ha quedado atrás. Es un deber del nuevo gobierno central garantizar la libertad de conciencia, la igualdad y la no discriminación de ningún ciudadano ni ciudadana”.

En concreto Pérez ha indicado cono respecto a las inmatriculaciones que es necesario conseguir su reversión. “Se le ha permitido durante décadas apropiarse de inmuebles y terrenos que tendrían que ser públicos, de todas y de todos. Valga como ejemplo citar que sólo en Valencia la iglesia posee alrededor de 1.500 inmuebles, el 85% de los cuales no tiene un uso religioso”.

Igualmente, Rosa Pérez Garijo reclama al Consell que avance de forma decidida en la laicidad del País Valenciano, recordando que el Código de Buen Gobierno aprobado hace años “ha cambiado en bien poco la realidad a que estamos acostumbrados de invasión del ámbito público por parte de la religión católica”. Para la coordinadora de EUPV, “aquel código era suficientemente ambiguo para permitir la participación institucional en actos religiosos, cómo hemos visto que se ha seguido produciendo con toda normalidad. Hay que establecer términos claros y decididos por una auténtica separación entre instituciones públicas y creencias privadas, porque la laicidad es una señal de la soberanía del poder civil, la libertad individual de las personas y, en definitiva, la democracia”.

EUPV se ha comprometido con Valencia Laica y Avall a mantener futuras colaboraciones como, por ejemplo, la participación de estas entidades en la próxima Jornada Municipalista que celebrará Esquerra Unida con sus regidores, o la programación de una charla con la proyección del documental ‘Hijos del silencio’, producido por el área de Memoria de la Diputación de Valencia, para analizar el papel de la iglesia católica en la represión franquista.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...