En el IRPF de 2017 aumentaron en 600.000 las declaraciones en las que no se marcó ni la casilla de la Iglesia ni la de fines sociales

La Conferencia Episcopal, y no Hacienda, presenta los datos de la asignación tributaria 2017, los contribuyentes que marcan a la Iglesia católica bajan al 33 % aunque los ingresos suben el 2,8 % hasta alcanzar los 256 millones de euros.

La Conferencia Episcopal Española presenta los datos de la asignación tributaria registrados a favor de la Iglesia católica en la Declaración de la Renta de 2017, correspondiente a la actividad económica desarrollada en 2016.

En la declaración de 2017 la cantidad destinada por los contribuyentes a la Iglesia católica aumenta en 7 millones de euros y alcanza los 256,21 millones de euros, un incremento del 2,83% con respecto al año anterior. Es la cifra más alta desde el comienzo del actual sistema de asignación tributaria en 2007, que promedia una subida anual del 0,58%.

El número de declaraciones a favor de la Iglesia ha sido 7.112.844. Teniendo en cuenta las declaraciones conjuntas, más de 8,5 millones de contribuyentes destinan a la Iglesia el 0,7% de sus impuestos. Esto supone que el porcentaje de asignación llega al 33,54%, descendiendo en 1,39% en relación al ejercicio anterior.

El aumento de la cantidad que los españoles destinan de sus impuestos a favor de la Iglesia católica se debe a la evolución de la situación económica de nuestro país, con un aumento significativo tanto del número de contribuyentes que realizan la declaración como de la renta declarada por los contribuyentes. Este hecho se produce tanto en el territorio de la Agencia Tributaria como en el de las Haciendas forales.

Datos por Comunidades autónomas

En relación al importe recaudado, en 13 de las 17 comunidades autónomas se ha producido un incremento de la cantidad recaudada, si bien el porcentaje de asignaciones ha disminuido de modo similar en todas ellas.

En porcentaje, las comunidades autónomas más sensibles a la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta son Castilla-La Mancha (45,94%), La Rioja (45,37%), Extremadura (44,70%), Murcia (43,96%) y Castilla  y León (43,26%).

Las provincias o comunidades que más contribuyen a la asignación a la Iglesia en número absolutos son Madrid, Barcelona, Valencia, Vizcaya, Sevilla, Murcia y Zaragoza. En relación al año anterior, los contribuyentes que más han aumentado esta aportación a la Iglesia han sido los de Navarra (+1,661 millones), Madrid (+1,655 millones) y Barcelona (+1,303 millones).

Datos en relación a otras variables

Las aportaciones a la Iglesia en la declaración de la renta se presentan también según otras variables. En relación a los tramos de rentas declaradas, el número de declaraciones que asignan a la Iglesia aumenta entre las rentas situadas a partir de 30.000 euros brutos anuales y ha descendido en los tramos anteriores a esa cantidad. En total, ha habido 23.672 declaraciones más entre los contribuyentes que declaran rentas superiores a 30.000 €.

En relación al sexo del declarante principal, hombres y mujeres marcan la X de manera similar. Un 35,32% de las mujeres marcan la X y un 32,54% de los hombres. Las mujeres han aumentado su diferencia una décima con respecto al año anterior.

El porcentaje de los contribuyentes que asignan su X a la Iglesia, que asignan también a la casilla de Otros Fines sociales ha aumentado un año más, pasando del 60% en 2016 al 62,5% en la declaración de 2017.

En la declaración de 2017, ha aumentado en 600.000 el número de declaraciones en las que no se marcó ni la casilla de la Iglesia ni la de otros fines sociales. Esto implica la necesidad de renovar el esfuerzo por dar a conocer este mecanismo que permite decidir el destino de una pequeña parte de los impuestos, sin que paguemos más o nos devuelvan menos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...