A más renta per cápita, menos declaraciones ‘católicas’ en el IRPF

El 34,8% de los contribuyentes marca la equis que asigna fondos al catolicismo

Los obispos se dicen “moderadamente satisfechos” por el comportamiento de sus fieles en las declaraciones de la renta (IRPF). Lo dijo este miércoles el vicesecretario para Asuntos Económicos de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Fernando Giménez Barriocanal. Los datos no son tan optimistas. Pese a invertir cada año, desde 2007, más de tres millones de euros en campañas para promover que los españoles marquen con una equis la casilla de la Iglesia católica en cada IRPF, los porcentajes apenas se mueven una décima: del 34,87% en 2012 a un 34,88% el año siguiente (dos décimas más, del 35,01% a 35,20%, si se excluyen las haciendas vascas y de Navarra). Por regiones, se constata que a mayor renta per cápita, menor porcentaje de equis católicas.Cataluña encabeza la lista con el 19,79%, 15 puntos por debajo de la media.

La publicación de estos datos por la CEE coincide con el inicio de otra campaña, esta vez contra la financiación pública de las confesiones religiosas. La promueve cada año Europa Laica con el lema No a las casillas en el IRPF. “El Estado español (central y periférico) aporta a la Iglesia católica, a través de subvenciones directas y exención de tributos, 11.000 millones de euros anuales”, denuncia esta organización. Su tesis sobre la casilla fiscal para Fines Sociales, alternativa a la de la Iglesia católica, es que “la acción social la debe atender el Estado como derecho, no como caridad”.

Cada mes, el Ministerio de Hacienda ingresa en una cuenta de la CEE dinero para culto y salarios. En 2013 fueron 247,6 millones, 1,5 millones menos que en 2012 (249,1 millones). Son los últimos datos oficiales y es la consecuencia de la crisis, dicen los prelados. En realidad, también han disminuido las asignaciones en favor de la Iglesia católica, única confesión que goza de ese privilegio en el IRPF. En 2013, se produjeron 7.268.597, frente a las 7.339.102 del año anterior. Es el cuarto año de descensos desde que se aplica el nuevo sistema, acordado en 2007 por el Gobierno de José Luís Rodríguez Zapatero y la Conferencia Episcopal mediante un simple “canje de notas”. Entonces, Hacienda incrementó un 37% el porcentaje de asignación por contribuyente (ahora 0,7% de la cuota íntegra), y los obispos pasaron de ingresar 173,75 millones en 2006, a recibir 241,32 millones al año siguiente.

Por regiones, los datos fiscales varían en función del nivel de vida. Junto a Cataluña, que encabeza la lista con el 19,79% de asignaciones católicas, destacan el País Vasco (27%), Baleares (30%) y la Comunidad Valenciana (32%). La provincia de Guipúzcoa, gobernada por Bildu, apenas supera los 20 puntos (20,2%). El episcopado lo achaca “al efecto del cambio normativo en la Hacienda foral en donde el contribuyente ha sido obligado a elegir entre la Iglesia católica, otros fines sociales y una nueva casilla para la diputación foral, sin posibilidad de marca múltiple”. En cambio, Castilla-La Mancha, con el 49%, supera esa media en el mismo porcentaje que Cataluña lo reduce, seguida por Murcia (47,1%), Extremadura (46,8), La Rioja (46,3) o Andalucía (42,2%).

“Haz de tu declaración de la renta una declaración de principios”, dice la campaña fiscal de la Iglesia católica. “Ni pagas más, ni te devuelven menos”. Sin embargo, la tesis del portavoz económico episcopal es que su confesión solo recibe lo que le dan los fieles marcando la equis en su IRPF. Para contrarrestar la idea de que su confesión disfruta de enormes privilegios económicos y fiscales, Giménez Barriocanal ha escrito cien páginas sobre la fiscalidad de su organización, impuesto por impuesto. “En esencia, el régimen actual de la Iglesia no difiere del resto del sector no lucrativo del país”, concluye.

No opina lo mismo Europa Laica, en un extenso informe sobre los privilegios del catolicismo español, entre otros el haber disfrutado durante décadas de la capacidad legal para inmatricular (registrar a su nombre) bienes que eran del común. De los 11.000 millones que Europa Laica calcula que el Estado aporta a las muy diversas actividades de la Iglesia romana en España, algo más de 600 millones sirven para pagar a los profesores de catolicismo en escuelas públicas o concertadas.

IRPF asignacion igleisa mapa


Para leer las 14 páginas del Informe de EUROPA LAICA, entra en el siguente archivo PDF:

OPACIDAD Y FINANCIACIÓN DE LA IGLESIA CATÓLICA. INFORME 2015 DE EUROAPA LAICA


Firma y apoya las campañas contra la financiación pública de las religiones:

FIRMA: NO A LA FINANCIACIÓN PÚBLICA DE LAS IGLESIAS

___________________________

FIRMA: QUE LAS IGLESIAS PAGUEN EL IBI

___________________________

FIRMA: NO A LAS INMATRICULACIONES Y RESTITUCIÓN DE LOS BIENES USURPADOS

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...