Benedicto XVI, en concierto

Hace unas semanas nos enterábamos que el Papa va a visitar de nuevo España, en esta ocasión la visita es a Madrid con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud a celebrar en agosto de 2011. El costo de esta visita se calcula en 50 millones de euros a sufragar entre 40 empresarios de los cuales Rouco ha conseguido que aporten la mitad de ese dinero, y dicen que hay crisis, y el otro 50% lo aportará el Estado.

Ahora nos enteramos de que Benedicto XVI va a llevar a cabo una “gira” por el Reino Unido, muy parecida a las de los Rolling Stone, Julio Iglesias o Bisbal. Según informa El Plural, haciéndose eco de la noticia publicada por El País, todo aquel que quiera asistir a las misas oficiadas por el Papa unos dicen que tendrán que pagar entrada y otros, según los medios antes citados, como puede ser la web de Losantos o Libertad Digital, dicen que solo hay que comprar “un kit” de productos y que no se trata de un cobro a los fieles sino de “kits” de merchandising.

Si echamos mano del diccionario y nos vamos el término “merchandising” su significado es el siguiente: “Conjunto de técnicas y tareas que intentan mejorar la creación, comercialización y promoción de un producto en función de las necesidades del mercado” O lo que es lo mismo: promocionar un producto. O sea que el Papa pasa por ser esponsorizado por un grupo de empresarios en España a aprovecharse en el Reino Unido de su “gira” para promocionar y vender determinados productos. Es de esperar que esto no se haga con la intención de “vender” mejor la figura del Papa y lo que este representa. De todos modos hay que reconocer que los hijos de la Gran Bretaña son bastante prácticos. Esta “gira” se calcula que le va a costar al Gobierno inglés la cantidad de 14,5 millones de euros y no es nada criticable esto de la compra del Kit para evitar que el costo sea mayor. El que quiera ver al Papa que pague. En el Reino Unido los católicos son minoría y aquí en España somos un Estado aconfesional, por lo que no estaría de más que tomásemos ejemplo de los británicos.

En cualquier caso hay que reconocer que son otros tiempos. La Biblia nos habla de la entrada de Jesús en Jerusalén montado en un borrico y que echó a los mercaderes del templo y ahora nos encontramos con que se aprovecha la visita del Papa, en este caso al Reino Unido, para “colocar” en el mercado determinados productos. Uno les expulsó y otro les ayuda. Por cierto, entre 6 y 30 euros tendrán que pagar por este “kit” los que quieran estar en esas misas ¿o conciertos? dichas por el Papa. De seguir así no me extrañaría que algún día pudiéramos ver al Papa anunciando algún producto en televisión como hacen esos glamurosos y glamurosas estrellas del cine. Eso, son otros tiempos.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...