València Laica presente en el Ayuntamiento de Alfafar celebrando la primera Bienvenida Civil coincidiendo con sus fiestas populares

Una emotiva ceremonia que tuvo como protagonistas valores universales como el amor, la libertad  la justicia y el laicismo.

Ayer 31 de agosto de 2019 a las 12h tuvo lugar la Bienvenida Civil a la Comunidad de la pequeña Vera Merayo Gil, de 6 meses de edad, en el municipio valenciano de Alfafar.

Vera Merayo es hija de nuestra compañera Patricia Merayo socia de Valencia Laica .

 La celebración congregó a cerca de 50 personas invitadas en el salón de plenos del ayuntamiento, entre ellas la coordinadora de València Laica, Raquel Ortiz.

La ordenanza municipal que regula la celebración de esta ceremonia fue aprobada el 11 de febrero del año 2014, a propuesta de Esquerra Unida  y ofrece la posibilidad de incorporar a la vida en sociedad a cualquier persona empadronada en Alfafar. Su objetivo es fomentar el sentimiento de pertenencia a la comunidad y orientar al recién llegado por la senda de las valores laicos y cívicas.

La edil elegida para conducir el acto fue la concejala del grupo municipal Compromís, Amalia Esquerdo, que inició la ceremonia expresando su agradecimiento a la madre y padre  de la pequeña por poder “compartir este momento simbólico con todos los asistentes como muestra de que las cosas se pueden hacer de otra manera para construir una sociedad más justa”.

El acto fue bilingüe, oficiado en valenciano y en castellano, con el fin de poner en valor la lengua materna de cada uno de la madre y el padre de Vera, la madrileña Patricia Merayo y el alfafareño Germán Gil.

Tras dar la bienvenida a los asistentes, Amalia Esquerdo dio paso a Germán Gil, que le dedicó unas tiernas palabras a su hija:

 “Vera, ansiós espere resoldre totes les preguntes que et sorgiran a aquest camí anomenat vida (…) Qué es l´amor? Sols puc dir-te que sapigues que l´amor és qui mai et fallará. Que és l´amor qui fará que mai camines sola. Que personetes com tu sols són posibles amb amor, amor al quadrat, del meu per mare i del de mare per mi (…)”

Tras la lectura de los vigentes articulados que competen a la protección de la infancia recogidos en la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas y en la Constitución Española, Amalia Esquerdo dio la palabra a Patricia Merayo, qué dedico a su hija Vera un discurso lleno de valores éticos como la libertad, el respeto y la solidaridad.

Aquí una una parte de su discurso:

“Vera, eres mi semilla de sentido, eres mi hija, pero nunca serás mía. Como madre, en tu camino hacia la utopía voy a infundirte valentía, voy a dar alas a tu fortaleza y bondad, y voy a fomentar tu pensamiento crítico, para que construyas un nuevo mundo que no dependa del arriba ni del abajo y en el que no sea necesario un imperio de la ley para garantizar que la libertad sea el derecho de todos y no el privilegio de unos pocos. Si he de creer en algo, Vera, creeré en tu mirada, porque en ella vislumbro otro mundo, en el que todos y todas podremos mirarnos a la cara sin desviar la vista y reconocernos como iguales y como semillas. Salud, Amor y Libertad”.

Tras estas palabras, Amalia Esquerdo dedicó a la pequeña Vera la adaptación de una preciosa canción a capella de autoría propia titulada “La niña que juega entre las flores” que provocó el emocionado aplauso de todos los asistentes.

En el turno abierto de palabra también intervinieron los testigos del acto. Juan Antonio Merayo, tío materno de Vera, que hizo alusión a “la inesperada y no por ello menos deseada llegada de Vera, que ha infundido nueva vida a toda la familia y con la que vamos compartir muchos momentos” y agradeció la hospitalidad y la buena acogida de la familia paterna que “siempre nos hace sentir en vuestra tierra como en nuestra propia casa”. Susana Gil, tía paterna de Vera, hizo referencia a “la felicidad que ha supuesto para todos el nacimiento de Vera, y sobre todo para su hermano Germán, por ser una persona entrañable con tanto amor que dar”.

Como cierre, la Coordinadora de VALENCIA LAICA , Raquel Ortiz,  destacó la importancia de adecuar la vida real a estos actos cívicos que  todavía mucha gente desconoce.

Valencia Laica dio las gracias a los partidos y asociaciones que luchan para conseguir un estado laico en el que la ciudadanía pueda ejercer su libertad de conciencia. Especialmente lo hizo hacia la concejala Amalia Esquerdo.

Las bienvenidas civiles no están reñidas con cualquier otro acto de tipo religioso , si así se desea, pero hemos de reconocer que con estas acogidas civiles se deja a las personas la libertad de orientar sus vidas dentro de la libertad a la que tienen derecho.

El acto fue retratado por la fotógrafa Sandra Maldonado y finalizó con la firma de los documentos oficiales de la Bienvenida Civil por parte de madre y padre , los testigos y la edil.

Raquel Ortiz y Patricia Merayo

València Laica

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...