Un obispo católico canadiense acusado de posesión de pornografía infantil

La Policía incautó los computadores del clérigo Raymond Lahey

La Policía Montada canadiense registró la casa del obispo católico Raymond Lahey, acusado de poseer y distribuir pornografía infantil, e incautó tres ordenadores y varias unidades de almacenamiento digital. La Policía canadiense dijo que el registro, que también afectó a su oficina, es parte de la investigación iniciada tras el descubrimiento de pornografía infantil en el ordenador portátil del obispo cuando éste regresaba a Canadá tras un viaje al extranjero.

La sargento Bridgit Leger, portavoz de la Policía Montada canadiense, explicó a la televisión pública CBC que la acción de las autoridades no está motivada por nuevas acusaciones contra el obispo.

Lahey, quien ejercía como obispo de la diócesis de Antigonish, en la provincia canadiense de Nueva Escocia, fue detenido en el aeropuerto internacional de Ottawa el pasado 15 de septiembre cuando volvía a Canadá tras un viaje al extranjero. Según los documentos presentados por las autoridades ante los tribunales, Lahey, de 69 años, despertó las sospechas de una agente de aduanas cuando respondió con preguntas evasivas sobre su ordenador portátil y otros aparatos electrónicos, y porque desde 2005 había visitado países conocidos por producir pornografía infantil. Entre los países citados se encuentran España, Tailandia, Alemania, Indonesia, y Malasia. Tras registrar su ordenador portátil, los agentes descubrieron en su poder imágenes gráficas de varones, aparentemente menores de edad, que en algunos casos podían tener unos ocho años.

Lahey fue puesto en libertad y las autoridades canadienses presentaron cargos en su contra el 25 de septiembre. El obispo dimitió de su puesto al día siguiente (antes de que se conociese su detención o los cargos), aunque entonces no explicó las razones de su decisión y se limitó señalar que necesitaba tiempo para su "renovación personal".

Lahey se encuentra en libertad condicional tras pagar una fianza de 9.000 dólares canadienses (unos 8.370 dólares estadounidenses) y vive en la actualidad en Ottawa en una residencia para sacerdotes de la archidiócesis de la capital canadiense, según informa

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...